BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El tremendo repunte de Nike indica que se avecina otro momentum para las acciones

 Ciertamente no es tarea fácil para una marca deportiva superar los desafíos que presenta la crisis sanitaria mundial. Los cierres generalizados, la cancelación de eventos deportivos y una fuerte recesión económica han creado una tormenta perfecta para los minoristas. Pero el informe de resultados de Nike (NYSE:NKE), publicado el martes, muestra que la historia no es la misma para todos los minoristas.

El mayor fabricante de ropa deportiva del mundo volvía a ser rentable en su primer trimestre fiscal, y registraba resultados mucho mejores de lo que los analistas habían previsto, impulsado por el aumento de las ventas online. Los ingresos ascendieron a 10.600 millones de dólares, frente a las estimaciones que hablaban de 9.110 millones de dólares. Las ventas digitales aumentaron un 82% en el trimestre que concluía el pasado 31 de agosto.

La compañía registró un beneficio por acción de 0,95 dólares, superando las previsiones que apuntaban a 0,46 dólares por acción. Los últimos resultados indican un enorme cambio con respecto al trimestre de primavera, cuando los ingresos del gigante de las zapatillas descendieron un 38% ante los cierres de las tiendas.

La mayor sorpresa en esta notable recuperación fue que Nike está emergiendo más fuerte de la pandemia debido a la superioridad de sus operaciones de comercio electrónico y su exitosa ejecución. Eso significa que las interrupciones provocadas por los cierres de tiendas y las medidas de confinamiento no han deteriorado su atractivo de marca y que los clientes están regresando rápidamente.

"Estamos ganando fuerza en las áreas que más importan", ha dicho el director ejecutivo John Donahoe a los analistas durante una conferencia telefónica.

"En este entorno dinámico, nadie puede igualar nuestro ritmo de lanzamiento de productos innovadores y la profunda conexión de nuestra marca con los consumidores".

Durante la pandemia, dice, la compañía ganó cuota de mercado en las marcas Nike y Jordan y volvió al crecimiento en los mercados internacionales, incluyendo China y Europa.

Las acciones de Nike, en máximos históricos

Los inversores estaban encantados de ver que la compañía gestiona la crisis con éxito y que su estrategia está funcionando. Las acciones de Nike registraron máximos históricos durante la jornada de negociación del miércoles, subiendo aproximadamente un 11% hasta 129,57 dólares.

NKE Weekly TTM
NKE Weekly TTM

Las acciones cerraban ayer en 127,11 dólares, lo que supone una subida del 8,76% en términos intradía. Las acciones habían subió casi un 15% este año hasta el cierre del martes.

Nike fue una de las primeras compañías en quedar atrapada en la desaceleración desencadenada por el coronavirus. El gigante mundial de la ropa deportiva se vio obligado a cerrar sus tiendas en China, su segundo mercado más grande después de Estados Unidos, cuando la pandemia del COVID-19 golpeó a esta nación a principios de año, poniendo en peligro las ventas del mercado asiático más grande de la compañía.

Pero los últimos resultados muestran que la recuperación de Nike en China se está acelerando. Las ventas aumentaron un 6% en el trimestre, ya que el país logró contener el virus y reactivar su actividad económica. En Norteamérica, el principal mercado de Nike, las ventas cayeron un 2%, superando aun así las previsiones de los analistas.

Muchos analistas creen que estas iniciativas e inversiones estratégicas, particularmente en lo digital, deberían ayudar a Nike a recuperar todo su potencial de crecimiento en el año fiscal 2021. Morgan Stanley (NYSE:MS) reafirmó su calificación de "sobrecargadas" par las acciones de Nike mientras elevaba su objetivo de precios de 121 a 142 dólares, destacando el compromiso de Nike de acelerar sus ventas directas, su sólido crecimiento de calzado deportivo y la realineación de sus modelos de operaciones.

Barclays (LON:BARC) también es optimista en cuanto a las perspectivas de la compañía, elevando su objetivo de precios de 118 a 132 dólares por acción. El banco, en una nota reciente, explicaba:

"NKE sigue siendo nuestra mejor opción pues la compañía 1) continúa acelerando su transformación de negocio, cambiando su trayectoria hacia las ventas directas de margen positivo, liderando en el ámbito de la penetración digital, 2) construye su huella física de tiendas monomarca pequeñas, altamente productivas y rentables, y 3) aprovecha las asociaciones mayoristas con una inversión de capital limitada para su 'Mercado del Futuro'.

En conclusión

Nike es una de esas empresas cuyas masivas inversiones en tecnología están dando sus frutos durante la pandemia y transformando su negocio para volverse más eficientes y rentables. Su último informe de resultados demuestra este punto.



investing