https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El 61% de los locales gastronómicos porteños queda fuera de la apertura por el decreto de Nación

En Ciudad aseguran que Nación no respetó una acuerdo previo. "Cuando llevamos la propuesta comprendía terrazas, patios y veredas. Estaba todo conversado", se quejaron.

Más de 6000 restaurantes porteños quedaron fuera de la apertura autorizada por el gobierno nacional y en la Ciudad intentarán ampliar la medida. El decreto que publicó Nación agrega una dificultad extra al problema: solo permite abrir aquellos restaurantes que ya tenían autorización previa para mesas en las calles.

"Vamos a seguir hablando. Cuando llevamos una propuesta comprendía todo, terrazas, patios y veredas. Estaba todo conversado y acordado", explicaron desde la Ciudad a LPO. En el distrito capitalino se preguntan qué llevó a Alberto Fernández a incumplir el compromiso que había cerrado con la Ciudad.Cafiero limitó la apertura de bares y restaurantes en la Ciudad y sube la tensión con Larreta

Desde el gobierno porteño diferenciaron la actitud de Nación con lo que había ocurrido con la vuelta parcial a clases. Esa cuestión estaba acordada entre los ministros de Educación, pero no con el Presidente.

Felipe Miguel se reunió la semana pasada con su par nacional, Juan Pablo Cafiero y fueron ellos los que, junto al ministro de Desarrollo Económico José Luis Giusti, acordaron la apertura de los restaurantes con los protocolos que había llevado Ciudad. Fue Cafiero quien firmó el decreto que solo permite abrir al 39% de los locales gastronómicos.

El sector es uno de los más golpeados por la pendemia y solamente en la Ciudad emplea a más de 100 mil personas. Por el momento una porción mayoritaria funciona con la modalidad de "take away". Para el gobierno porteño se trataba de una primera etapa que luego podía extenderse a los espacios cerrados cuando menguaran los contagios.

Según el decreto solo pueden abrir aquellos lugares que ya tuvieran mesas en la calle previamente a la pandemia, lo que limita aún más la cantidad de locales que pueden habilitarse.

"Si el gobierno permite las reuniones sociales al aire libre sin protocolo, ¿por qué toman esa decisión con los restaurantes? En los parques es mucho más difícil de controlar. No se puede aplicar mucho la ciencia con el decreto. Pareciera que buscan poner algunas restricciones desde el punto de vista simbólico", explicaron desde Parque Patricios a LPO.

"Vamos a seguir trabajando para ponernos de acuerdo con el gobierno nacional, ya que hemos encontrado junto al sector gastronómico, que aquellos que tuviesen la opción de un espacio al aire libre lo pudiesen utilizar para paulatinamente volver a la actividad", dijeron en Ciudad.