https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dos hombres del Presidente negocian con los policías sublevados en la puerta de la Quinta de Olivos

Juan Pablo Biondi y Julio Vitobello salieron a la vereda a hablar con los efectivos, que pidieron que salgan Alberto y Kicillof.

Dos funcionarios de estrecha confianza de Alberto Fernández salieron a la puerta de la Quinta de Olivos para negociar con los policías bonaerenses sublevados que protestaron todo el día alrededor de la residencia presidencial.
El vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, que conoce a la Bonaerense desde sus épocas de vocero del ex ministro de Seguridad provincial, Alejandro Granados, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, salieron a la vereda para hablar con los policías. Pero no tuvieron éxito tras invitar a un representante del grupo a dialogar dentro de la residencia con el presidente.El golpe policial a Evo Morales, el fantasma que preocupa al kirchnerismo

El conflicto que se inició como un reclamo de corte sindical se convirtió con el correr de las horas en una compleja situación institucional, con efectivos armados en la puerta de la casa del presidente, que debió ser custodiada por la Policía Federal.




Es un episodio que no trae buenos recuerdos en la historia argentina y como explicó LPO preocupa al kirchnerismo por el fantasma del golpe policial contra Evo Morales en Bolivia. En el Ejecutivo temen que más allá del rol que pueda tener la oposición, que salió a repudiar la sublevación frente a la quinta, se esté gestando una actitud anárquica en la sociedad, agravada por la pandemia.El jefe de La Bonaerense cuestionado por los efectivos en la protesta de Puente 12



"Que salgan el gobernador y el presidente a hablar con nosotros acá a la vereda", dijeron a los medios los cabecillas del grupo de policías.



Luego de unos instantes, cuando la prensa preguntó por qué se habían rechazado la oferta de dialogar directamente con el presidente, uno de los policías que encabezaba el reclamo dijo que sólo querían que saliera Axel Kicillof. Después acordaron entregar un petitorio. El presidente, en tanto, convocó a Kicillof y a los intendentes, incluidos los de Cambiemos, para intentar resolver el conflicto.



"Quisiera que el Presidente me diga personalmente que nosotros nos escondemos atrás de una sirena", dijo el capitán Sandro Amaya a Radio 10, para desafiar al presidente luego de que dijera que "este tema no se resuelve escondidos en patrulleros y tocando bocina".