BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

3° Congreso de la Cámara de Agentes de Bolsa


Distintos referentes del mercado dieron su punto de vista respecto a la situación económica en el país y las consecuencias que pueden traer las últimas medidas que se estuvieron tomando en Argentina.

Este martes se llevó a cabo el tercer Congreso de la Cámara de Agentes de Bolsa en vivo, vía streaming debido a la situación actual de pandemia. Alejandro Porzio dio inicio al evento, del que participaron como oradores el Presidente de la Comisión Nacional de Valores Adrián Cosentino y el economista Ricardo Arriazu. También, hubo un panel de analistas que discutieron sobre las “Tendencias del mercado” conformado por Alberto Bernal (XP Securities), Leonardo Chialva (Delphos Investment), Gustavo Neffa (Research for Traders) y Claudio Zuchovicki (Bolsa de Comercio de Buenos Aires).

Puede ver el evento completo aquí.

 Porzio dio la bienvenida reconociendo el desafío enorme que enfrenta Argentina en estos momentos, destacando la importancia  del compromiso de todos, principalmente la clase política que “deberá dar un gesto de unidad y delinear acuerdos básicos de convivencia, mostrando que somos capaces de trabajar todos juntos para sacar el país adelante tal como se hizo al inicio de la pandemia”. Marcó que es imperativo “recrear la confianza, saber con claridad hacia dónde vamos y trabajar por un mercado de capitales más grande donde nuestras pymes y empresas puedan financiarse sin tener que acudir al crédito externo”. Sostuvo que el gobierno ha hecho un buen trabajo rearmando la curva de pesos y que es necesario seguir trabajando en este camino, y para ello necesitan que la emisión de pesos sea controlada, y darle valor a nuestra moneda.

Antes de ceder la palabra al presidente de la CNV, recalcó el trabajo que debieron realizar todo los asociados en este difícil tiempo de pandemia.

Por su parte, Adrián Cosentino remarcó que nos encontramos en una situación de coyuntura. Comentó que se está avanzando en la creación de nuevos instrumentos para invertir en el mercado inmobiliario, en obras de infraestructura, en capital de riesgo y en la industria agroalimentaria, para así canalizar el ahorro hacia la actividad productiva. Y aseguró, "Hay que trabajar por un desarrollo armónico del mercado de capitales porque no hay forma de crecer en forma sostenida sin financiamiento y, para ello, hace falta ahorro. Un sistema financiero fuerte es lo que necesitamos para lograr este objetivo". Dijo, "No sé si en Argentina se ahorra poco, pero se ahorra mal".

Cerró diciendo que "hay muchísimo más para seguir haciendo", la Argentina tiene "un potencial fenomenal para desarrollar el mercado de capitales". "La innovación en productos y en un nuevo negocio tiene que ser la consecuencia de un clima de trabajo sinérgico. Vamos a seguir con el proceso de normativas específicas para generar un mejor clima en la movilización de recursos que nos permitan potenciar estas acciones".

Economía nacional e internacional

Ricardo Arriazu, hizo hincapié en que “la actividad económica está muy afectada por la pandemia y el confinamiento” y dijo que los objetivos a corto plazo de las políticas económicas en Argentina son evitar el caos social y el quiebre masivo de empresas. Esto se dificulta por la falta de una moneda, de reservas y de credibilidad, la principal fuente de financiamiento es la emisión monetaria. En el mediano plazo “estas medidas no son suficientes para una disminución sostenida de la pobreza. Para lograrlo se necesitan reformas estructurales que mejoren la productividad, que bajen la carga tributaria y el riesgo país y que mejoren la competitividad externa”.

Aseguró que hay cuatro escenarios posibles dependiendo del ajuste fiscal y la recuperación o no de la confianza en la economía argentina (fundamental).

“Para terminar recuerden que los chinos escriben la palabra crisis con dos ideogramas, peligro y oportunidades. Toda esta crisis nos da una gran oportunidad, si es que aprendemos e identificamos correctamente todo lo que hicimos de mal que nos llevó a 100 años de decadencia relativa y hacemos las cosas para corregirla. El peligro es que queramos profundizar las cosas que nos llevaron realmente en este camino de la decadencia”.

Tendencias del mercado

Claudio Zuchovicki encabezó un panel que reunió a destacados economistas, quienes opinaron acerca del mercado en este contexto.

Alberto Bernal indicó que son tres los factores que más van a mover el mundo de aquí a 2021: el anuncio del Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell (cambio a un esquema de inflación objetivo promedio del 2%); la evolución de la pandemia a nivel global y los efectos que está teniendo y puede tener a futuro en las economías; y por último las elecciones de Estados Unidos porque van a ser sumamente importantes para saber cómo se van a comportar los mercados globales.

Leonardo Chiava, marcó “nos encontramos ante un nuevo cambio de ciclo en el que nos irá bien a pesar de nosotros”. Para explicarlo, recordó que sus mentores le decían que “En los países desarrollados es 80% fundamento, 20% política (tal vez eso esté cambiando con los Trump, los Putin) en los mercados emergentes es al 80% política, 20% fundamento”. Y dijo que esta historia se arruina por ese 80% que tanto importa en los países emergentes. “La política argentina en este ambiente favorable nuevamente se está chocando contra la pared desfavoreciendo la confianza en la economía”, agregó.

Gustavo Neffa, fue más a la coyuntura e indicó que la Argentina debutó muy mal en el mercado, “No hay ningún país que haya debutado tan mal post reestructuración”.  Explicó que es un desastre en materia financiera y no descarta que el precio de los bonos argentinos pueda caer cada aún más si el gobierno continúa con políticas tan poco ortodoxas. Resaltó “A mí me preocupa más el sesgo anti-compañía”. Concluyó explicando que el escenario financiero a corto plazo va a depender de las medidas que se han tomado y la efectividad para controlar ese dólar, la estabilidad en las reservas. “Es muy complicado pensar en un escenario macroeconómico positivo para la Argentina a corto plazo”.

Para concluir, se les preguntó a los tres que harían con 100 mil dólares y, salvando algunas diferencias, todos concluyeron que invertiría una parte en los mercados emergentes.