https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Un experto en modelos estadísticos predice otra victoria para Trump

Helmut Norpoth, un científico experto en Ciencias Políticas de la Universidad Stony Brooks, ha predicho usando un modelo estadístico que el Presidente Trump va a ser re-elegido por una avalancha de votos en el 2020. Obtendría hasta el 91% de votos del Colegio Electoral.

El científico político Helmut Norpoth responde a las llamadas de los medios de comunicación cada semana, los cuales buscan comentarios sobre las próximas elecciones presidenciales. ¿Por qué el interés? En el 2016, fue uno de los pocos expertos que predijeron correctamente el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
Helmut Norpoth – Foto: Stony Brook, NY; Stony Brook University.
Helmut Norpoth – Foto: Stony Brook, NY; Stony Brook University.
Norpoth, profesor en el Departamento de Ciencias Políticas de Stony Brook, ha disfrutado de un éxito notable al pronosticar elecciones basado en su Modelo Primario, una representación estadística de las elecciones presidenciales de Estados Unidos basada en datos que se remontan a más de un siglo.
En el 2020, su modelo proyecta una vez más una victoria de Trump, lo que le da al presidente en ejercicio un 90 por ciento de posibilidades de ser reelegido de manera aplastante, una dato controvertido que va en contra de las encuestas actuales.
El Modelo Primario ha predicho correctamente cinco de las últimas seis elecciones presidenciales, y cuando se aplica a elecciones anteriores, predice correctamente un impresionante número de 25 de las últimas 27, errando sólo la elección del 2000 en la que George W. Bush derrotó a Al Gore y la elección de 1960 en que John F. Kennedy derrotó a Richard Nixon – dos votaciones extremadamente cercanas y controvertidas empañadas por acusaciones de inexactitudes en la votación.
Norpoth comenzó a trabajar en su modelo después de las elecciones presidenciales de 1992, y lo puso a prueba por primera vez en 1996.
“Mi primer pronóstico fue la elección de 1996, en la que Bill Clinton fue reelegido para un segundo mandato”, dijo. «Predecir una victoria de Clinton se consideró exagerado en ese momento porque estuvo bastante mal en su primer mandato».
Norpoth, quien ha estado en Stony Brook desde 1979, predijo correctamente la victoria de Clinton utilizando una versión inicial muy simple de su modelo. El ampliaría el modelo en los años siguientes, una evolución constante que continúa hasta el día de hoy. Pero una métrica clave que fue evidente para Norpoth incluso en las primeras etapas – la importancia de las primarias presidenciales tempranas – sigue siendo una parte fundamental del Modelo Primario.
Después de las elecciones del 2008, en las que Barack Obama ganó la nominación y luego las elecciones a pesar de no ganar las primarias de New Hampshire, Norpoth amplió la gama de primarias para incluir también las primarias de Carolina del Sur.
«Pero eso es todo», dijo Norpoth. “Me concentro en las primarias iniciales y en la forma en que los candidatos se desempeñan en esos primeros concursos. Es una muy buena predicción y un indicador adelantado de lo que sucederá en noviembre».
Describió el enfoque en las primarias como la diferencia clave entre su modelo y otros.
“Todo se trata de las elecciones primarias, las cuales son contiendas electorales reales y en las que los votos se cuentan y tabulan”, dijo. “También utilizo números reales, como los resultados de elecciones anteriores, que indican si el péndulo se está alejando desde o hacia el partido de la Casa Blanca. Esto es algo que también se basa en resultados electorales reales y no en ningún tipo de encuesta de opinión”.
A diferencia de muchas otras proyecciones, la ecuación de Norpoth ignora los índices de aprobación.
«Ese es un número de encuesta», dijo, «y no los uso. Creo que el desempeño principal de un presidente en ejercicio suele ser un sustituto de eso. Pero no utilizo datos de encuestas o datos relacionados con opiniones».
El Mago de los Modelos estadísticos, Helmut Norpoth predice otra victoria para Trump
El modelo de Norpoth predice una victoria de Trump por avalancha de votos en el Colegio Electoral. Como ven, el gráfico dice 91% para Trump y 9% para Biden, en votos del Colegio Electoral.
A la luz de esta información, Norpoth dijo que no le sorprendió que su modelo le diera a Trump una gran oportunidad para un segundo mandato.
“Cuando vi a New Hampshire y vi que Donald Trump obtuvo el 85 por ciento de los votos, y el retador más cercano fue Bill Weld con el 10 por ciento, estaba bastante seguro de lo que el modelo iba a predecir”, dijo. “Si Trump hubiera obtenido solo el 55 por ciento y un oponente hubiera obtenido el 40 por ciento, es posible que no hubiera predicho que Donald Trump tendría la oportunidad de ganar. Tal vez. Dependería también del otro lado».
En cuanto a los demócratas, Norpoth dijo que la gran cantidad de candidatos y la incapacidad de cualquiera de ellos para avanzar rápidamente desde el inicio pueden haber condenado al partido desde el principio.
“La gente ha olvidado cómo le fue a Joe Biden en New Hampshire”, dijo Norpoth. “Le fue terrible. Obtuvo el 8.4 por ciento de los votos, lo que es increíble para un candidato con aspiraciones de ser presidente”.
Entonces, ¿hubo algo que alguno de los demócratas podría haber hecho este año para estar en una mejor posición, o fue la elección de Donald Trump para ganar o perder?
“Lo que los demócratas deberían haber hecho si hubieran tomado en serio el derrotar a Trump habría sido unirse en torno a un candidato desde el principio y no tener una batalla prolongada en la que la gente resulte herida”, dijo Norpoth. “Necesitaban elegir a una persona y hacer que todos los demás se retiraran. Esa es la única forma en que podría ver que mi modelo habría funcionado a su favor «.
Norpoth, quien ha estudiado las elecciones primarias desde 1912, confía en las matemáticas detrás de su modelo. Si bien algunos podrían sospechar que circunstancias inusuales – por ejemplo, la pandemia de COVID-19 y los disturbios civiles a raíz del asesinato de George Floyd – podrían tener un efecto impredecible en los resultados de las elecciones, Norpoth dijo que esas crisis no influyen en su proyección.
“Mi predicción es lo que yo llamo ‘final incondicional’”, dijo. “No cambia. Es un modelo matemático basado en cosas que han sucedido. Las elecciones presidenciales del 2016 ya han sucedido, los resultados de las primarias ya están disponibles. Puedo agregar los resultados de más primarias, pero incluso esos números ya han salido y tampoco pueden cambiar».
Norpoth también se burló cuando se le pidió que comentara sobre el argumento de que la presidencia de Trump ha sido ampliamente descrita como «diferente a cualquier presidencia anterior».
WASHINGTON, DC – 20-ENE-2017: Ex Presidente de EEUU Barack Obama (Centro) y and ex Vice Presidente Joe Biden (Derecha) felicitan al Presidente de EEUU Donald Trump después que juró al cargo en el Frente Oeste del Capitolio de EEUU el 20 de enero del 2017 en Washington, DC. En esa ceremonia de inauguración Donald J. Trump se convirtió en el presidente número 45 de los Estados Unidos. (Foto: Chip Somodevilla/Getty Images)
“Cada presidente es único y creo que la gente se deja llevar un poco por esa descripción”, dijo. “Obama fue el primer presidente negro. ¿No es eso único? Si Hillary Clinton hubiera ganado en el 2016, habría sido la primera mujer presidenta. ¿No es eso único? Admito que Trump es en muchos sentidos un tipo de personaje muy especial, pero creo que también tendemos a exagerar eso».
Un cambio en el modelo que Norpoth ha hecho para las próximas elecciones ha sido centrarse en el Colegio Electoral.
“Ahora pronostico directamente al Colegio Electoral”, dijo. “Nunca había hecho eso antes, pero hice un ajuste debido al desajuste que tuvimos en el 2016, y estoy preparado para ver que Trump vuelva a perder el voto popular. Entonces, esta predicción se trata completamente de los votos del Colegio Electoral».
Norpoth dijo que si bien se las arregla para no conectarse emocionalmente con esas proyecciones, las reacciones a sus proyecciones a veces tienen un costo emocional.
“Recibo muchas reacciones y recibo mucho correo”, dijo. “Algunos de los comentarios no se pueden imprimir. Recibo una reacción violenta, y la obtengo de personas cuyas opiniones valoro, personas que son amigas. Y puedo decir que a algunas personas les resulta difícil. Así que hay una parte emocional que continúa».
Pero en el fondo, dijo Norpoth, es solo matemáticas.
“Todos piensan que Trump se va a quemar, y aquí estoy prediciendo con casi total certeza que va a ganar”, concluyó. “Parece una locura. Pero no lo es.»
Veinticinco de las últimas 27 elecciones presidenciales de Estados Unidos pueden dar fe de ello