BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los oscuros negocios detrás de la renuncia de Juan Carlos Lynch

Irregularidades y mal gusto en el Museo de Arte Moderno. Los negocios que empiezan a salir a la luz.


Los oscuros negocios alrededor y detrás de la renuncia de Juan Carlos Lynch no pasaron exclusivamente por posteos sexistas y de mal gusto en las redes sociales. ArteBA depende directamente del Ministerio de Cultura de CABA, el cual cuenta con un presupuesto anual de 8.694 millones de pesos. Actualmente, según informan las planillas del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Museo de Arte Moderno de CABA posee un gasto de $5.132.400 independiente y muy por encima del resto de los museos de la Ciudad de Buenos Aires, que cuentan con un gasto de $2.862.200. Un negocio millonario.
La historia. Las irregularidades sucedieron cronológica y objetivamente: Hace 10 días renunciaba Amalia Amoedo a la presidencia de ArteBA; inmediatamente hubo un apresurado nombramiento del economista Ariel Sigal como sucesor pero también dimitió de manera inmediata.
 
Como consecuencia de esto, se produjo la sorprendente nominación de Juan Carlos Lynch al cargo, un desconocido en un ambiente donde todos se conocen. Esto alertó sobre el destino de la institución líder del mercado.
Y duró solo tres días. El nuevo presidente de ArteBA arrastraba denuncias sobre publicaciones de “alto nivel de sexismo, misoginia, racismo y gordofobia", en sus redes sociales. Lynch reconoció estas publicaciones como un “error”, y las eliminó de su cuenta de Instagram, junto con su perfil.
 
 
¿Se acabaron los problemas? No. Hace ya tiempo que ArteBA funciona en piloto automático.
 
Desde el colectivo feminista "Nosotras Proponemos" denunciaron -el mismo día en que Lynch asumió la Presidencia de ArteBa-. ¿Qué denunciaron? Tanto sus publicaciones como su designación y explicaron: "Son un retroceso para nuestras luchas contra las violencias, no nos representan como la comunidad que somos y queremos. Pedimos el sensato replanteo del Comité de la Fundación y que urgentemente se retire Juan Carlos Lynch de ese puesto".
Expositores denuncian que detrás de esto figura un entramado corporativo que responde a la cultura de la cancelación, y mediante la cual a través de poner y quitar directivos, ellos son los que se ven beneficiados a través de jugosos contratos.
 
“Los ataques de ‘Nosotras Proponemos’ son dañinos por la opacidad que genera en ataques que terminan siendo cortinas de humo para negociados cupulares”, expresó una fuente anónima, quien agregó: “El morbo con el que todos patean el cadáver aun tibio de Lynch los agota y desvía la energía de aquello que verdaderamente importa. En la ‘cultura de la cancelación’, el que acusa se apresura en posicionarse como el reivindicado y correcto y ese deseo narcisista parece ser la principal motivación de la acción y no de una reformulación”
 
Fundación ArteBA cuenta con amplias denuncias que los involucra en manejos irregulares. Galeristas expresaron que “se ha convertido en una estructura de amigos maltratadores financiada por exhaustas galerías”. En referencia al manejo de ArteBa, la directora del MALBA, Gabriela Ranguel, expresó un análisis que poseen la mayoría de los galeristas: “ese tipo de adscripción a la cultura de la cancelación constituye una revolución blanda o un reformismo radical que luego es re apropiado por el poderoso sistema económico que logra reinventarse y prevalecer”, haciendo referencia a que los mismos que eligieron a Lynch para la presidencia de ArteBA son los mismos que hoy se ven beneficiados con su renuncia.
 
Una de las denuncias por irregulares manejos contractuales cayó sobre Victoria Noorthoorn, Directora del Museo Moderno de CABA, a quien se acusa de beneficiar económicamente a su marido, Carlos Gamerro, con contratos estatales que responden a ensayos escritos por él mismo durante el año 2016, los cuales deberían haber sido destinados para el sector cultural privado.
Una de las más recientes responde a una situación en la cual los expositores de arte depositaron USD 25.000, que debían ser utilizados para los stands durante exposición de sus cuadros en La Rural. Los expositores denuncian que ArteBA se quedó con dinero de las galerías, al devolver solo una parte del mismo en pesos a una cotización muy por debajo del valor.
BUENOS AIRES, NA