https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Establece tu rutina y practica una alimentación consciente


 
La rutina se ha diversificado y la nueva normalidad se impuso. Mantener una rutina diaria normal puede ayudar a controlar tu estrés. Una manera de hacerlo es fijar el horario de comida regular y planificarlo de antemano. 

Spondored by:

Esto puede ayudarnos a controlar mejor los niveles de hambre, satisfacer nuestros requerimientos de nutrientes y permitirnos sacar el máximo provecho de los alimentos que tenemos, reduciendo el desperdicio de alimentos.

Durante largos períodos de estrés podemos encontrarnos comiendo más de lo que necesitamos. Además, pasar más tiempo en casa puede llevarnos a comer por aburrimiento. Practicar una alimentación consciente puede ser una estrategia útil para mantener una relación saludable con los alimentos y ayudarnos a equilibrar nuestra ingesta de energía.

Aquí tienes unos consejos para ayudarte a practicar la alimentación consciente:
  • No comas sobre la marcha - es difícil saber cuánto estás comiendo. Toma asiento.
     
  • Resiste comer directamente de la bolsa/caja. Sirva tu comida - podrás ver y apreciar qué y cuánto estás comiendo.
     
  • Elimina distracciones. Apaga la televisión y todo lo que tiene pantalla, como ordenadores, teléfonos, etc., mientras comes.
     
  • Toma bocados pequeños y mastica bien, tratando de concentrarte en el olor, sabor y la textura de la comida. Trata de masticar 30 veces cada bocado.
     
  • Deja los cubiertos en la mesa entre bocado y bocado. No les recojas hasta que te hayas tragado lo que ya tienes en la boca.
     
  • No trates de terminar todo el plato. Si te sientas lleno, guarda la comida sobrante con seguridad.

Es sencillo lo que debes hacer, la solución está en tus manos.




revista mercado