https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cristina Kirchner puso en marcha su plan B para desplazar al procurador Eduardo Casal

Cambia al representante del Senado en el jury de enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal. Debate con la oposición.

En otro paso de su ofensiva judicial, el cristinismo avanzó este martes en el Senado con el dictamen a un proyecto de resolución para anular las designaciones en los Tribunales de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa de vocales nombrados por Cambiemos durante la gestión macrista. En su reemplazo, se nombrarán abogados afines al oficialismo, confiaron en la bancada del Frente de Todos.
Se trata de una jugada clave, aunque aún temprana, del plan B del kirchnerismo para desplazar al procurador interino Eduardo Casal. Una de las opciones que maneja el cristinismo para removerlo es iniciarle un Tribunal de Enjuiciamiento en el propio Ministerio Público Fiscal.
Actualmente, la comisión de Juicio Político de Diputados analiza 12 pedidos de juicio político contra Casal por la "doble vara que aplicó en su política disciplinaria" y por sus manejos presupuestarios.
El problema del oficialismo es que difícilmente alcance los dos tercios de Diputados para avanzar con el juicio político.
Así, y bajo el argumento de que en realidad Casal es procurador interino y no obtuvo el acuerdo del Senado para el cargo, el oficialismo evalúa que la comisión de Juicio Político indique que lo que corresponde es un jury en el propio Ministerio Público Fiscal. ​
Justamente es en ese cuerpo que ahora el oficialismo en el Senado busca nombrar a un representante que le responda.
Lo mismo en el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público de la Defensa. En este caso, el foco estaría puesto en el defensor oficial Gustavo Kollmann.
En mayo pasado, el senador cristinista Oscar Parrilli pidió el juicio político de Kollmann -y la del fiscal Federal Carlos Stornelli- por "mal desempeño" de sus funciones y por considerar que integraron un "sistema de persecución judicial" contra dirigentes opositores durante el gobierno de Mauricio Macri.
Gustavo Kollmann es el abogado de Oscar Centeno, el chofer que redactó los "Cuadernos de las coimas".
Los Tribunales de Enjuiciamiento están integrados por 7 miembros.
Uno por el Poder Ejecutivo, otro por la mayoría de la Cámara de Senadores y otro por el Consejo Interuniversitario Nacional. Dos abogados (uno en representación de la Federación Argentina de Colegios de Abogados y otro por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal). Los dos vocales restantes se sortean entre fiscales o defensores oficiales, según a qué cuerpo pertenezcan los acusados.
Con un fallo en contra, los jurys pueden remover de sus cargos a los condenados.
En esa estrategia debe interpretarse la movida que realizó el oficialismo este martes. Los cuatro nuevos representantes del Senado en ambos tribunales -son dos titulares y dos suplentes- fueron propuestos por la bancada del Frente de Todos.
Según lo que se aprobó este martes en la comisión de Asuntos Constitucionales, se dejará "sin efecto la designación del Dr. Mario Hernán Laporta como vocal titular del Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal". También se aceptó la renuncia, presentada en junio, del vocal suplente Luis Felipe Ricca.
Laporta había sido nombrado a propuesta del PRO y Ricca por la bancada peronista presidida entonces por Miguel Pichetto, dijeron fuentes de Juntos por el Cambio.
En sus reemplazos, el oficialismo busca designar ahora a César Antonio Grau y a Heliana Magalí Gualtieri.
En reemplazo del cambiemita Agustín Giustiniani -se le había vencido el mandato en abril- y del radical Juan Simoni -tiene mandato hasta octubre- el oficialismo quiere designar como vocal titular y suplente del Tribunal del Ministerio Público de la Defensa a Mariela García Lastra y Christian Garategaray.
El argumento que dio la presidenta de la comisión de Acuerdos del Senado, la cristinista Anabel Fernández Sagasti, para avanzar con la anulación de las designaciones hechas por Cambiemos fue que se habían realizado por decretos de la ex vice presidenta Gabriela Michetti y que no habían tenido "el trámite legislativo correspondiente".
"Con votación en el pleno, éste es el procedimiento que se ajusta al reglamento", sostuvo la senadora.
La senadora macrista Laura Rodríguez Machado rechazó el planteo. "No corresponde revocar ya que fueron designados a derecho y se encuentran vigente sus mandatos. Su remoción sin causa implica una intromisión del Senado en la independencia del Ministerio Público afectando la garantía del juez natural".
El radical Luis Naidenoff, presidente de la bancada de Juntos por el Cambio, fue más allá: "No vengan con esta resolución amañada y traída de los pelos. Se encaminan a un camino de ilegalidad. Vamos a rechazar el dictamen", dijo dirigiéndose al oficialismo
El que cerró el debate fue el senador José Mayans, presidente del bloque del Frente de Todos. "Esta es la ley de las mayorías y las minorías. Vamos a llevar al recinto estos despachos", adelantó.
Se votaría las designaciones de los vocales la semana que viene, junto a la reforma judicial.

Carlos Galván