https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con guiño oficial, LATAM pasa personal al convenio de Cavalieri y ya recortó 1.000 empleos

Sin necesidad de irse del país, LATAM avanzó en solo un mes en una fuerte reestructuración de sus operaciones. Pese a la prohibición de despidos, ya se deshizo de más de 1.000 empleados mediante retiros voluntarios, lo que representa un tercio de su plantilla de 3.000 personas, incluyendo contratados. Y ahora inició el traspaso de unos 200 empleados de LAN Argentina a otro sello para darle soporte a las sociedades del holding. Desde el 30 de septiembre integrarán la nómina de Z6AR, el código administrativo interno para referirse a LAN Tours.
Los contratos a término y por tiempo indeterminado respetan el salario y la antigüedad, pero la novedad es que ya no serán trabajadores aeronáuticos sino empleados de comercio, por lo que perderán buena parte de los beneficios previos.
Se trata de un objetivo codiciado por la compañía, que desde el inicio de sus operaciones en el 2002 vio a los sindicatos aéreos de Argentina como un obstáculo y que ahora podrá esquivarlos de la mano del encuadre del gremio mercantil, liderado por Armando Cavalieri, que hoy cobija desde telefónicos hasta informáticos de Globant y Mercado Libre.
La actitud del gigante aeronáutico, con todo, sigue generando incertidumbre. Un mes después de anunciar su cierre por la supuesta inviabilidad de su negocio, el grupo de capitales chilenos (LAN) y brasileños (TAM) aún no entregó a las autoridades el Certificado de Explotación del Servicio Aéreo (CESA) que le permite seguir operando las rutas asignadas, según confirmaron a iProfesional fuentes de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el Ministerio de Transporte.
"Es un proceso largo y tiene implicancias en aviones, rutas y materiales", señaló una fuente de la compañía.
Armando Cavalieri, líder del gremio de comercio, encuadrará a empleados de LAN Argentina
Armando Cavalieri, líder del gremio de comercio, encuadrará a empleados de LAN Argentina
Después de verse frustrado el intento por retirar el mes pasado cinco aviones Airbus 320, la empresa quedó envuelta en un nuevo conflicto el lunes de la semana pasada cuando 200 trabajadores impidieron que exempleados de mantenimiento despedidos y recontratados se llevaran repuestos valuados en u$10 millones del hangar alquilado en Aeroparque Jorge Newbery. La idea era trasladar a Ezeiza un stock de válvulas, ruedas, computadoras, motores y tornillos. Piezas muy costosas que, a diferencia de los aviones con contratos de leasing, pertenecen al holding y son requeridas por las filiales de otros países.
"Ellos quieren vaciar todo antes de entregar el certificado, pero todavía somos empleados de la compañía y necesitamos de las autoridades una solución definitiva para volver a reinsertarnos", aseguró el secretario adjunto de la Unión Sindical de Trabajadores Aeronáuticos (USTARA), Sergio Giménez.
El clima de tensión continuó al día siguiente con un piquete frente a Aeroparque y una marcha numerosa a la sede local del Consulado de Chile, país donde se encuentra la casa matriz de la aerolínea y cuyo actual presidente, Sebastián Piñera, fue su anterior dueño.
Los trabajadores tomaron durante casi un mes el hangar y lo abandonaron recién el 1° de agosto pasado cuando el Juzgado Nacional de 1° instancia del Trabajo Nro 4 aceptó la cautelar presentada por USTARA. En el fallo al que accedió iProfesional, la jueza Laura Cristina Castagnino ordenó a LATAM a que "dentro del plazo de 24 horas, restituya las condiciones de acceso al lugar de trabajo, Aeroparque Jorge Newbery, respecto de los miembros de la comisión directiva de la actora y sus delegados, a fin de posibilitar el ejercicio de su función sindical".
La sentencia también definió una multa de $5.000 diarios en caso de desacatar la orden judicial. Pero la firma apeló la decisión por entender que "se trata de una medida de cumplimiento imposible dado el comienzo de obras en Aeroparque hasta fin de año".
El concesionario Aeropuertos Argentina 2000 cerró Jorge Newbery a principios de agosto para iniciar obras de remodelación por hasta cinco meses, por lo que las líneas debieron trasladar sus operaciones a Ezeiza. Todavía es una incógnita cuando se retomarán los vuelos, suspendidos por la pandemia, con excepción de aquellos con fines sanitarios.

Guiños a LATAM

Esas limitaciones no impidieron a la compañía la venta de pasajes con descuentos de hasta el 33% en el último HotSale. Y en las últimas horas, informó a sus clientes, incluso, que está retomando operaciones en forma gradual.
De hecho, como anticipó este medio, sigue volando desde Argentina a Estados Unidos, Chile, Brasil y Perú a través de LATAM International. Son vuelos de repatriación que se completan con pasajeros comunes, una modalidad que le permitió hace dos semanas a Mauricio Macri irse de vacaciones junto a su familia a Francia en un avión de Air France.
En el Gobierno aguardan mientras tanto una reunión clave con Rosario Altgeit, la CEO de la filial argentina y vicepresidente de IDEA. Quieren saber si el holding se queda o se va. En el sector ven gestos de acercamiento.
Si bien el Ministerio de Trabajo, encabezado por Claudio Moroni, le intimó el mes pasado a pagar la totalidad de los sueldos adeudados por las rebajas unilaterales del 50% efectuadas por la firma desde abril y rechazó la apertura del procedimiento de crisis, la cartera no impugnó la catarata de recortes ni el pago de indemnizaciones inferiores al 200% fijadas por decreto. La misma estrategia seguida en marzo ante los 1.500 despidos de Techint.
El Gobierno busca que Latam retrotraiga su decisión de dejar de operar en el país y apuesta a una alianza con Delta
El Gobierno busca que Latam retrotraiga su decisión de dejar de operar en el país. Apuesta a alianza con Delta
El otro guiño es la suspensión de operaciones por seis meses concedida por el Ministerio de Transporte, a cargo de Mario Meoni. De esa manera, el funcionario le permitió a la compañía abandonar los vuelos de cabotaje y mantener las rutas hasta diciembre, mientras continúa operando los destinos internacionales con tripulaciones extranjeras y una mínima dotación en Argentina.
La intención, según reconoció el propio funcionario, es que LATAM retrotraiga su decisión, después de perder u$s300 millones en los últimos tres años y descapitalizarse.
Meoni sostiene que el rojo fue financiado por la casa matriz hasta que se interrumpió por el inicio de la convocatoria a acreedores en Estados Unidos y Brasil. Se trata de una versión diferente a la que hizo pública la compañía. En su balance del 2019 advirtió sobre el eventual impacto en sus negocios del regreso al poder de Cristina Kirchner. Y Altgeit responsabilizó en más de una ocasión a los sindicatos.
Por lo pronto, el grupo avanza en su alianza con Delta Airlines para operar los vuelos al exterior desde Argentina y eventualmente venderle todo su grupo. Son rumores que entusiasman al Gobierno. Aunque implique una mayor cuota de mercado a una firma de Estados Unidos.



iprofesional