https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bitcoin. El rebote esta vez sí puede ser sostenible

La dura resistencia de los 12.000 dólares no desanima a los inversores. Hay indicios de que este rebote sí puede ser sostenible.


El último rebote del bitcoin ha despertado el optimismo de los expertos. Aunque la moneda digital se estrelló por enésima vez contra la resistencia de los 12.000 dólares, hay indicios de que la remontada sí podría ser sostenible.
Se ha visto una mayor aceptación por parte de la comunidad inversora, especialmente por el dinero institucional. El ‘halving’ no vino acompañado del desastre que muchos preveían.
Y además, bitcoin, la correlación con el oro, que tiene un fuerte componente genracional, ha sido más fuerte que nunca, lo que refuerza el papel del bitcoin como activo refugio.
Parece que el entorno ha cambiado desde el gran desplome de 2017. Los indicios de que la subida no caerá en saco roto son elevados, especialmente tras las fuertes inyecciones monetarias para combatir el coronavirus.

¿Qué factores podrían ayudar al bitcoin?

  • Interés institucional. Es un hecho que las manos fuertes cada vez tienen más interés en la moneda digital. "Seguimos viendo un mayor interés por parte de los inversores institucionales", dice Henri Arslanian, estratega de PwC en Hong Kong.
  • Tal y como recalca este experto, los inversores institucionales ahora pueden acceder a los activos digitales a través de múltiples plataformas reguladas y de grado institucional. Pasarían cualquier control por parte de los inversores institucionales. Y este no era el caso hace 18 meses.
  • El ‘halving’ o reducción a la mitad de la remuneración de los mineros. Los analistas de JP Morgan calculan que contribuyó a incrementar el valor intrínseco del bitcoin. De este modo, se estrechó la brecha entre el valor y el precio de mercado. Ahora, éste último cotiza con una prima del 10%, según expertos.
  • El factor monetario. Por último, la continua necesidad de los gobiernos de imprimir moneda para luchar contra la pandemia irá a más. Ello tenderá a depreciar las divisas mayores respecto al bitcoin. A mayor oferte, menor valor relativo. A la divisa digital le ocurre lo contrario. La oferta cada vez es menor.
Así las cosas, el optimismo parece ser la tónica dominante respecto a la evolución futura del bitcoin. Y las proyecciones de precios se elevan.
  • La trayectoria que siguió el bitcoin tras el último ‘halving’ en 2016 es motivo de análisis. “Bitcoin se acercará al récord en torno a los 20.000 dólares este año si sigue la tendencia de 2016", dice Mike McGlone, analista de Bloomberg Intelligence.
  • Apoyo generacional. Es un tema a tener en cuenta. En JP Morgan consideran que los ‘millenials’ confían en el bitcoin, lo ven como un tipo de dinero alternativo, igual que los inversores tradicionales consideran al oro.


finanzas.com