https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Acuerdo cerrado

Luego de varios meses de idas y vueltas donde la incertidumbre en lo que respecta al proceso de reestructuración de la deuda argentina, finalmente se logró llegar a un acuerdo con los acreedores. El ministerio de economía publicó hoy por la mañana un comunicado en el que expresa que luego de cambios en las fechas de pago y modificaciones en las amortizaciones de algunos bonos se logró llegar a un entendimiento con los acreedores. Sumado a esto, algunos de los grupos que presionaban para que Argentina mejore la oferta también publicaron comunicados en donde admiten que aceptan esta última propuesta. Esta es una noticia que el mercado esperaba hace tiempo y es por eso que los precios de los bonos emitidos en moneda extranjera vieron subir sus cotizaciones hasta 7%. Hay que tener en cuenta que si bien hay acuerdo, se extendió la oferta hasta el 24 de agosto y se anunciarán los resultados cuatro días después mientras que se mantienen la fecha de liquidación de la operación el día 4 de septiembre del 2020. Aunque falte tiempo para saber el éxito de la operación, con los comunicados conocidos el día de hoy podemos estimar que habrá un alto porcentaje de aceptación que alcanzará para activar las Cláusulas de Acción Colectiva y así se lograría reestructurar toda la deuda sin el riesgo de que luego surjan holdouts.
Haber logrado un acuerdo es muy beneficioso para el país ya que disipa la incertidumbre y ayuda a bajar la volatilidad. La situación de estar en cesación de pagos generó tensión tanto política como financiera y haberla solucionado es un gran paso para el país. Sin embargo, aún quedan problemas estructurales que impiden que la economía se recupere y se logre el tan ansiado crecimiento. Con el acuerdo cerrado es momento de atender otras necesidades económicas para que la deuda sea realmente sostenible y que no sólo haya un alivo financieramente en el mediano plazo para las cuentas del país, sino que sea el puntapié para que Argentina vuelva a ponerse de pie.
El Riesgo País no reflejó tan evidentemente la buena noticia pero se debe a que aún falta para ver cuánto rendirán los nuevos bonos que se emitirán. Mientras tanto la medición sigue estable y hoy perforó el piso de los 2.200 luego de caer un 0,5% para cerrar la jornada en 2.109 puntos.

Por su parte , el índice Merval que arrancó la jornada con euforia terminó cerrando 0,6% en terreno negativo, siendo afectado por la baja del dólar CCL y por tomas de ganancias de algunos inversores que especularon a que se cierre el proceso de reestructuración. Al comienzo de la rueda se pudo observar que muchos de los inversores que miraban el proceso de negociación desde afuera se apresuraron a tomar posiciones en diferentes activos locales, pero con el correr de las horas el volumen de las órdenes fue disminuyendo. Hay que tener en cuenta que las alzas fueron mucho más fuertes que las bajas el día de hoy, en el plano de los activos que componen el índice se vieron aumentos de hasta 6% mientras que las bajas no superaron el 3,5%.

Como era de esperarse luego de unas jornadas anteriores que se caracterizaron por la tensión cambiaria, el dólar MEP y el CCL retrocedieron 4,7% y 2,3% respectivamente. Si bien el CCL no bajó de manera tan abrupta, a medida que los inversores que prefirieron pasar el proceso de reestructuración,que siempre trae aparejado alta incertidumbre, comiencen a volver a invertir al país, este tipo de cambio seguirá bajando.

Los principales índices de renta variable norteamericanos finalizaron el día con alzas generalizadas luego de varias idas y vueltas durante la rueda. Sin embargo, las alzas no lograron superar el 1% mientras que el VIX logró retroceder 2,14% y ya se encuentra por debajo de los 24. Si bien se conoció que los nuevos pedidos de bienes fabricados en Estados Unidos aumentaron más de los esperado durante el mes de julio, lo que muestra una mejoría en la economía, no alcanzó para hacer subir más a los mercados ya que aún se encuentran por debajo de los niveles de febrero. Sumado a esto, los inversionistas se encuentran expectantes a los avances en el nuevo paquete de ayuda económica en el que se encuentra trabajando Estados Unidos. Sin embargo, se encuentra trabado por temas políticos aunque se comenta que las conversaciones entre ambos partidos son productivas. Hay que tener en cuenta que el plan de las ayudas al desempleo que se aprobó en marzo del corriente año ya se encuentra vencido y por lo tanto ante la falta de fortaleza de la economía es necesario seguir inyectando dinero para que la misma se sostenga.
Por su parte el oro sigue subiendo y ya superó los 2.000 dólares por onza luego de que el futuro más corto aumente 2,34%. Esto se debe principalmente a que el dólar se está debilitando a nivel mundial debido a la gran inyección de liquidez realizada por Estados Unidos y por lo tanto, los inversores comenzaron a migrar a otro tipo de activos. Además sigue siendo uno de los activos de refugio preferidos por los inversores.



Joaquín Candia
Analista

RAVA