https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

ACTA BCE: Para miembros, riesgos están inclinados para lado negativo

Los miembros del Consejo del Banco 
Central Europeo (BCE) destacaron que los riesgos siguen inclinados para el lado 
negativo ante las perspectivas económicas para la eurozona, y que la entidad 
financiera permanece lista para ajustar sus instrumentos para apoyar la 
economía en medio a la pandemia de covid-19.

   "Los miembros sostuvieron que una gran incertidumbre sigue en las 
perspectivas para la eurozona y que gran parte de esa incertidumbre aún está 
relacionada al futuro de la pandemia y a la descubierta de una solución 
médica", afirmó el acta de la reunión más reciente del Consejo del BCE 
realizada los días 15 y 16 de julio.

   "En general, los miembros evaluaron que el equilibrio de los riesgos para 
las perspectivas de crecimiento de la eurozona debe permanecer en el lado 
negativo". 

   Según el documento, además de los riesgos relacionados a la economía 
externa, los miembros destacaron preocupaciones con el llamado "efecto abismo"
cuando varias políticas de apoyo al mercado de trabajo sean retiradas, 
llevando a prolongados periodos de desempleo.

   Otros riesgos están asociados a empresas, según el acta, ya que las 
débiles perspectivas de negocios y la alta incertidumbre perjudican la 
inversión. "Hay ahora un riesgo creciente de problemas de solvencia en el 
periodo adelante, lo que podría impedir una fuerte recuperación económica". 

   Los miembros también afirmaron que las políticas monetaria y fiscal son 
complementarias, y que una "orientación fiscal ambiciosa y coordinada sigue 
siendo crítica". Observando para el futuro, "eran necesarios más esfuerzos 
fuertes y oportunos para apoyar la recuperación".

   Con relación a los datos, la economía global mostró señales de 
recuperación, y hubo mejoras en la eurozona en mayo y junio, con el alivio de 
restricciones para contener la propagación del nuevo coronavirus. "Al mismo 
tiempo, los indicadores económicos permanecieron bien debajo de los niveles 
registrados antes de la pandemia, y la recuperación estaba en sus niveles 
iniciales y permaneció desigual entre los sectores y jurisdicciones". 

   De esa manera, la expectativa es que la economía de la eurozona se recupere
en el tercer trimestre, pero "la incertidumbre sobre la velocidad general y la
 suba de la recuperación permanece elevada".

   La tasa de inflación "probablemente caerá nuevamente en los próximos 
meses, antes de recuperarse en el inicio de 2021", con base en los precios del 
petróleo y considerando la reducción temporal de la tasa de impuesto sobre 
valor agregado alemán. A mediano plazo, la demanda más débil debe presionar 
los precios hacia abajo, según miembros.

   Por eso, "la política monetaria permanecerá como un factor de 
sostenimiento durante la crisis", y los miembros acordaron que "una 
orientación de política monetaria altamente acomodaticia continúa apropiada 
debido a las perspectivas moderadas a mediano plazo para la estabilidad de 
precios". 

   Por fin, el Consejo del BCE sostuvo que "está listo para actuar con todos 
sus instrumentos, conforme apropiado, para garantizar el grado necesario de 
acomodación monetaria".

Agência CMA