https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Quiebras a dos velocidades en Estados Unidos

A medida que la pandemia de COVID-19 golpea con fuerza a Estados Unidos, Coface pronostica en su escenario principal que el PIB del país se contraerá un 5,6% en 2020, antes de recuperarse un 3,3% en 2021. Sin embargo, este pronóstico se ve amenazado por un rebrote en varios estados, que ya está pausando o incluso revirtiendo la recuperación de la actividad después del bloqueo masivo de abril.

La caída más pronunciada del PIB debería ir seguida por un aumento masivo de las quiebras de empresas. Sin embargo, desde el comienzo de la crisis, estas han caído, a consecuencia de una disminución significativa de las solicitudes de quiebra en virtud del Chapter 7 de la ley Federal de Quiebras de Estados Unidos (liquidación).

Al mismo tiempo, el número de empresas que solicitan protección en virtud del Chapter 11 (reorganización) ha aumentado considerablemente (+ 48% interanual en mayo), lo que indica que ya se están produciendo quiebras. Coface prevé un repunte de las quiebras a partir del segundo semestre de 2020, con un aumento del 43% previsto entre finales de 2019 y de 2021.

Además, las estimaciones de Coface muestran que las empresas "zombies", que han crecido en la última década, hasta representar más del 6% de las empresas en 2019, también podrían caer en bancarrota en los próximos meses. También es probable que el número de empresas en dificultades se multiplique como resultado de la acumulación de deudas.

Caída de quiebras en los últimos meses: una situación falsa

En 2019, se produjo el primer aumento anual de bancarrotas desde 2009, con un incremento del 2,5% de los procedimientos iniciados en 2019 en comparación con 2018. Los datos publicados en lo que va de 2020 muestran que, tras un salto del 21% en enero, las declaraciones de quiebra comenzaron a disminuir a partir de febrero.
Al igual que en Europa, las medidas para apoyar la liquidez de las empresas pueden explicar esta tendencia, junto con la posible actitud de espera de las empresas deudoras y del cierre de los juzgados.

Sin embargo, dada la magnitud de la conmoción y teniendo en cuenta que las medidas de apoyo deberían expirar gradualmente, es probable que en Estados Unidos se aceleren las insolvencias corporativas.

La salud de los balances generales de las empresas destaca que los sectores aeroespacial, minorista, automotriz y energético son los más vulnerables a esta situación.

Las quiebras y la "zombificación" amenazan a las empresas endeudadas

Las empresas "zombies", que continúan operando a pesar de una solvencia y una rentabilidad precarias, también podrían verse empujadas a la quiebra en los próximos meses. Además, con más compañías obligadas a endeudarse para hacer frente a la pérdida de ingresos, la amenaza de que estas empresas en dificultades se multipliquen, se ve agravada por la amenaza de quiebra.