https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Pobreza: entre abril y junio habría alcanzado al 47 % de la población

Tras registrar una baja en el primer trimestre, pegó un salto con el impacto de las restricciones sobre la economía

En la primera mitad de este año, la pobreza habría alcanzado al 40/41% de la población urbana. Ese promedio se compone de un 33/35% en el primer trimestre y un 45/47% en el segundo trimestre, según los cálculos de los especialistas sociales y en economía.
Con esos porcentajes, sobre una población urbana de 41 millones, en el semestre la pobreza alcanzaría a entre 16.400.000 y 16.800.000 personas, con un pico en el segundo trimestre de entre 18.400.000 y 19.300.000.
Si esos mismos índices se aplicaran a la población total, incluyendo la rural, la pobreza en la actualidad golpea a más de 21 millones de personas.
Ya días atrás, si bien no arriesgó números, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca admitió que, a pesar de las ayudas oficiales a las familias y empresas, "el golpe sobre la economía es muy duro. La pobreza, el desempleo y la destrucción de empresas van a observar datos muy fuertes, de una crisis inédita. Van a empeorar, eso va a suceder, lo decimos con toda claridad”.
Como es habitual, el INDEC recién informará las cifras del segundo semestre en septiembre. Por eso, para evaluar cómo se proyectan las cifras, ya concluida la primera mitad del año, Clarín conversó con especialistas en el tema.
“Para el primer semestre de 2020 proyectamos una tasa de pobreza de 40,5%. De confirmarse estos valores, habría un aumento de 5.1 puntos porcentuales con respecto a la incidencia de la pobreza en el primer semestre de 2019 (35,4%)”, le dijo a Clarín el economista Martín Rozada, profesor de la Universidad Di Tella.
Rozada explicó que en el primer trimestre, usando para la proyección de los ingresos totales familiares la información sobre la distribución por deciles de esos ingresos publicada por INDEC, en el primer trimestre daría una pobreza del 34%.
“En el segundo trimestre de 2020, los ingresos familiares se estimaron incluyendo medidas de transferencias monetarias del gobierno, como el IFE, bonos de emergencia, tarjeta alimentaria, y se utilizaron, para abril y mayo, los valores de las Canastas Básicas Total CBT y para junio se proyectó usando la inflación de junio publicada hace un par de días. Con estos datos la proyección de la tasa de pobreza en el segundo trimestre de 2020 es del 47,1%. Esta incidencia es alrededor de 11 puntos porcentuales más grande que la tasa de pobreza del segundo trimestre de 2019 que fue 36,5% y aproximadamente de 7 puntos porcentuales que la del cuarto trimestre de 2019 que estaba en alrededor del 40%”, precisó Rozada.
Cuando se descompone por regiones, Rozada dice que sobresale la tasa de pobreza en el conurbano bonaerense con una proyección del 45,2% para el primer semestre de 2020, con un 39,8% en el primer trimestre y alrededor del 52% en el segundo trimestre. Con lo que “más de la mitad de las personas en los partidos del conurbano viven actualmente en hogares pobres”. En el norte del país, “proyectamos una tasa de pobreza para el primer semestre de 2020 del 44,9% para el NOA y de 47.8% para la región del NEA”.
Para Agustín Salvia, director del Observatorio Social de la UCA (Universidad Católica Argentina) “la crisis económica y social ocasionada por las medidas sanitarias en respuesta al Covid19 está generando un impacto de empobrecimiento general. Antes de la pandemia estábamos lejos de tener una economía sana, una sociedad libre de pobreza, un modelo de crecimiento sustentable una democracia fuerte, tampoco servicios de alimentación, salud, educación, hábitat y viviendas dignas para todos. Y la pobreza había llegado al 38,4% en el cuarto trimestre de 2019”.
Según el INDEC, la pobreza durante el primer semestre de 2019 había sido de 35,4% incluyendo esto un primer trimestre de 34,2% y un segundo trimestre de 36,4%. Un año después, dice Salvia, “según estimaciones basadas en simulaciones, propias y de otros centros académicos -no son mediciones-, la pobreza podría habría sido del 34% durante el primer trimestre, pero tendríamos un piso de no menos del 45% entre abril-junio de este año. La evidencia hasta ahora muestra que en el futuro próximo la sociedad argentina no sólo será más pobre sino también más desigual, sumando una nueva capa de población excedente y de marginalidad a su matriz social”.
También el economista Claudio Lozano, director del Banco Nación, dice que “los datos disponibles permiten ser más precisos en la evaluación del primer trimestre. Dado el pago del aguinaldo la pobreza en el primer trimestre se ubicaría en el 34,8%. Sin el efecto aguinaldo, en el 37,9 %. Los datos disponibles del segundo trimestre resultan más limitados, pero es cuando más impactó la cuarentena. Es de esperar que los refuerzos en AUH y en el IFE tengan algún impacto en la contención de la indigencia, pero difícilmente en la pobreza. Nuestras proyecciones nos dicen que el semestre va a estar en torno al 40 % con un segundo trimestre en el 45%. La necesidad de una renta universal que incluya un salario de empleo y formación para todos aquellos que no son asalariados registrados será esencial para contener la situación social e inducir mayor demanda que permita recuperar la producción, utilizando la enorme capacidad ociosa en la pospandemia”.

Ismael Bermúdez