https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las bolsas europeas amenazan soportes...pero no creemos que los vayan a romper

Nos sorprendíamos hace unas jornadas en estas páginas, de cómo el mercado estaba ignorando la creciente tensión entre EE.UU. y China, obviando noticas que hace unos meses hubieran hecho desplomarse a las bolsas. Bien, pues parece que los inversores empiezan a preocuparse por este hecho.
El Eurostoxx 50 ha cerrado hoy con descensos del 1,80% a 3.310 puntos, mientras que el Ibex cae un 1,22% a 7.294 puntos.

Pero, ¿a qué escenario se enfrentan las bolsas en estos momentos? Veamos la opinión de Nicolás López de M&G A.V.La jornada comenzaba con el desplome de la bolsa china -índice Hang Seng –2,30%, índice Shanghai –3,50%, índice Shenzhen –4,59%- ante las noticias que apuntan a una guerra diplomática entre ambos países con el cierre de consulados. Por ahora parece que la “guerra” se limita al lado político, aunque existe el temor a que salte al económico como señalaba el estratega jefe de Axi Corp, Stephen Innes: “Para los inversores, lo que importa es si la escalada política se transforma en escalada económica. Hasta el momento, todavía no hay indicios de que ninguna de las partes esté dispuesta a intensificar la guerra comercial en una recesión global "
En general los índices europeos y norteamericanos han mantenido un tono de fortaleza desde nuestro anterior informe, con máximos de la recuperación en varios de ellos. Inevitablemente, tras las fuertes subidas acumuladas en meses anteriores, los niveles de sobrecompra en muchos indicadores son bastante elevados y eso hace posible que en cualquier momento pueda producirse algún tipo de corrección de corto plazo. Esta es una característica inherente a los mercados alcistas, y una de las principales dificultades psicológicas a vencer para mantenerse en la tendencia de largo plazo.
Algunos movimientos recientes podrían indicar que el mercado está más cerca de algún tipo de consolidación que de un nuevo tirón alcista importante, pero no vemos de momento indicios de un techo de mercado que ponga en riesgo la tendencia alcista desde los mínimos de marzo. Algunos de estos indicios serían: volatilidad en los valores tecnológicos tras las fuertes subidas recientes, sobrecompra en indicadores como el ratio put-call, ligeras divergencias bajistas de corto plazo entre índices.
Los índices europeos se han mantenido fuertes en general, aunque no han podido superar los máximos de la recuperación, lo que nos deja una estructura más bien lateral en el corto plazo. Lo importante en caso de que el mercado se mueva lateralmente es vigilar los niveles de soporte clave: 3.060 en el eur Stoxx 50, 7.090 en el Ibex, …

Del análisis de los valores del Ibex se deriva en general una gran mayoría en estructuras de consolidación en el corto plazo. Unos cuantos están amenazando niveles de soporte intermedios importantes, cuya ruptura implicaría un aumento de la presión bajista en el corto plazo, Una ruptura generalizada de niveles en los valore y de 7.090 en el Ibex sería una mala noticia para la bolsa española en el corto plazo, pero de momento no creemos que vaya a suceder.
Fuera de la bolsa lo más significativo recientemente ha sido el movimiento del dólar, con una ruptura de niveles de corto-medio plazo importantes que apuntaría a que puede consolidar un movimiento al alza sostenido en próximas semanas/meses. En favor de este movimiento estaría la gran infravaloración del euro frente al dólar respecto a su nivel de equilibrio por su paridad de poder adquisitivo, así como el movimiento de los diferenciales de los tipos de interés de ambas divisas que en los últimos meses ha favorecido al euro gracias a la drástica rebaja de tipos de la Fed frente a la estabilidad del BCE.




capitalbolsa