https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Este paso para atrás del mercado creemos que es para coger impulso

Caídas al cierre de las bolsas europeas en una jornada en el que el dinero finalista se mantenido al margen.

En ese “baile” en el que están inmersos los mercados en los últimos meses de “paso para adelante, paso para atrás”, hoy tocaba el “para atrás”. Descensos en los mercados de valores del viejo continente cercanos al punto porcentual, en una jornada con varios focos de preocupación abiertos.
La jornada comenzaba con cierre mixto en las bolsas asiáticas. Se incrementaba la inquietud entre los inversores de la zona por la extensión de la pandemia, que está alcanzando nuevos niveles récord en países como Australia o EE.UU.

Las bolsas europeas abrían con moderados descensos y un escaso volumen de negociación. Tres eran hoy los principales focos de atención de los inversores, aparte de los datos de la pandemia sanitaria que es como una nube que todos los días cubre los mercados, alguna jornada deja pasar el solo, otros no.“No esperamos que los mercados de Asia participen en la alegría esta semana. Permanecen las dudas sobre el progreso en la entrega del próximo apoyo fiscal para la economía estadounidense”, afirmaba Jingyi Pan, de IG.
Como decíamos, tres eran los puntos de interés de la sesión: Los resultados empresariales, las renovadas tensiones entre China y EE.UU., y las conversaciones al otro lado del Atlántico sobre el próximo paquete de estímulo económico.
En cuanto a las ganancias corporativas, tenemos que señalar que camino al 20% de las compañías del S&P 500 que han publicado resultados, baten expectativas más del 80% de las mismas, frente al 19% que decepcionan. Este es el mejor nivel de sorpresas positivas en los últimos cinco años. Factor positivo para las acciones sin duda.
En el lado europeo, a partir de hoy se acelerarán los resultados en España, que no esperamos tengan tan buen comportamiento como en EE.UU. Hoy se han publicado los de Iberdrola, Logista y Naturgy, entre otros, que en promedio han mejorado las previsiones que teníamos.
Respecto a las renovadas tensiones entre EE.UU. Y China, vemos como ahora la guerra se ha trasladado al campo diplomático. EE.UU. Ha dado 72 horas al consulado de China en Houston para que cierre sus puertas, y en respuesta se habla que China ha solicitado lo mismo al consulado estadounidense en Wuhan. Es sorprendente ver como las noticias que hace unos meses monopolizaban el interés inversor, conflicto comercial entre ambos países, pasan ahora totalmente desapercibidas, lo que constata la máxima bursátil de “el inversor no suele preocuparse de más de una cosa a la vez”

Y por último, la atención estará puesta en estos próximos días en Washington, “donde Republicanos y Demócratas no terminan de ponerse de acuerdo en el contenido y el alcance del nuevo paquete de ayudas a empresas y ciudadanos para que puedan hacer frente al impacto de la crisis sanitaria. Se habla ya de que las negociaciones se pueden extender hasta el mes de agosto. El problema es que el anterior paquete de ayudas vence el 31 de julio y muchas personas dejarán de cobrar el cheque de $ 600 semanales que han venido recibiendo, algo que sin duda afectará al consumo, de confirmarse este escenario”, como afirma Bankinter.
En este contexto de mercado, las bolsas europeas cierran con descensos cerca del punto porcentual, aunque la presión vendedora, como señalábamos a lo largo de la jornada, no ha sido excesiva. "Caemos más por falta de dinero finalista, que por ganas vendedoras", nos comentaba un operador.



capitalbolsa