https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

China ya está lista para viajar a Marte

La próxima semana, China emprende su primer viaje en solitario hacia Marte. Se trata de la misión Tianwen 1. En el primer y ambicioso intento de llegar hasta allí, el país asiático lanzará un rover o vehículo de exploración espacial, un módulo de aterrizaje y un orbitador a bordo de un cohete Long March 5. La nave despegará en torno al 23 de julio desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, en la isla china de Hainan. Se espera que la carga llegue a su destino en el 2021.
Marte presenta varias características similares a la Tierra. Al igual que esta, se encuentra rodeado por una atmósfera, tiene casquetes polares, un tiempo de rotación similar y estaciones. Por ello, explorarlo resulta de gran valor para entender nuestro propio planeta.
Según anunció la Administración Espacial Nacional China (CNSA, por sus siglas en inglés), la primera sonda a Marte del país realizará investigaciones científicas sobre el suelo marciano, la estructura geológica, el medio ambiente, la atmósfera y el agua. El rover tendrá seis ruedas y cuatro paneles solares, y llevará 13 instrumentos científicos a bordo con un peso total de más de 200 kilogramos. El vehículo trabajará unos tres meses en el planeta durante los cuales viajará a lo largo de su superficie.
El nombre de la misión, que significa “preguntas al cielo”, está arraigado en la cultura tradicional china pues proviene de un poema homónimo escrito hace más de dos milenios por Qu Yuan, uno de los más grandes poetas de la antigua China, según explica la agencia de noticias Xinhua. La CNSA ha declarado que todos los futuros proyectos de exploración planetaria del país continuarán la secuencia Tianwen.
Tianwen 1 se trata de la primera misión interplanetaria del país en solitario, pero no del primer intento en llegar cerca de Marte. China ya trató de mandar en 2011 la sonda Yinghuo-1 incluida en una misión rusa a la luna marciana de Fobos. Sin embargo, la misión acabó en fracaso pues las sondas no llegaron a salir de la órbita de la Tierra.
Entre los obstáculos que afronta en el nuevo viaje se encuentra el aterrizaje del rover en la superficie marciana. Por ello, entre las pruebas para la puesta a punto del lanzamiento, el país construyó una instalación de 140 metros de altura para simular los procedimientos de aterrizaje bajo la aceleración gravitacional de Marte, según Xinhua.



revista mercado