https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Argentina analiza acuerdo parcial para reestructurar deuda ante posible rechazo acreedor

Argentina ve posible cerrar un acuerdo con solo una parte de sus bonistas, ya que espera que el importante grupo de acreedores Ad Hoc rechace su última propuesta para reestructurar unos 65.000 millones de dólares en deuda externa, dijo el martes su ministro de Economía.
El país austral, que arrastra una larga crisis económica, formalizó su oferta para reestructurar su deuda ante la Comisión de Valores​​ de Estados Unidos (SEC) y todas las miradas están puestas ahora sobre el grupo Ad Hoc, que incluye a los fondos BlackRock y Fidelity.
“Hay un grupo de inversores muy importantes, Ad Hoc, con los que no hemos tenido acuerdo (...) Esperamos que inmediatamente haya algún comunicado en contra, y después esperamos que se tomen su tiempo para evaluar y decidir”, dijo el ministro Martín Guzmán en una entrevista radial.
“Nuestra intención es tener un acuerdo con ellos”, añadió en declaraciones a la radio local Con Vos.
La nueva oferta “final” del Gobierno argentino, que mejoró términos de pagos y cedió terreno ante disputados términos legales, recibió el lunes un rápido respaldo de acreedores, impulsando a los bonos argentinos un 4% por expectativas de un acuerdo entre las partes.
El martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró “un paso importante” la última oferta de canje de Argentina.
Sin embargo, los grupos Ad Hoc y Exchange, que en conjunto poseen deuda argentina por 21.000 millones de dólares y en teoría podrían obstruir cualquier acuerdo, hasta el momento no se han expresado ni a favor o en contra de la propuesta argentina.
“La decisión ahora está del lado de los acreedores”, dijo Guzmán.
Las negociaciones venían registrando avances, pero se empantanaron a mediados de junio, sobre todo por diferencias con Ad Hoc y Exchange, quienes acusaron al Gobierno argentino de mostrar poco compromiso y dijeron que las conversaciones habían fallado.
Un acuerdo es clave para Argentina, porque evitaría un enfrentamiento legal que bloquearía al país el acceso a los mercados internacionales de crédito.
El país sudamericano entró en la novena cesación de pagos de su historia a fines de mayo y, según un sondeo a analistas hecho por el banco central argentino, su economía se contraería un 12% en el 2020, luego de dos años consecutivos de recesión.
En el prospecto completo presentado durante la noche ante la SEC y publicado en el boletín oficial de Argentina, el Gobierno agregó detalles sobre la oferta, entre ellos de los umbrales mínimos de participación.
De acuerdo con la nueva oferta, esta avanzaría solamente si al 4 de agosto recibe el apoyo del 66,6% de los tenedores del total de los bonos elegibles, o niveles de entre 50% y 60% si los prospectos de bonos 2005 y 2016 eran tomados por separado.
La oferta, si termina siendo exitosa, sería resuelta el 4 de septiembre.


reuters