https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Se abre un gran mercado para los vehículos eléctricos post Covid-19

El miedo a viajar en transporte público los hace más atractivos. Cada vez hay más consultas.

Bicicletas y monopatines
Las bicicletas y monopatines eléctricos son una interesante alternativa al transporte público. El miedo que generó la pandemia por coronavirus puede abrir un gran mercado a este tipo de vehículos.

En materia de movilidad ya no es noticia que se viene un mundo más sustentable, de baterías eléctricas y otras formas de trasladarse dentro de las ciudades, que fueron aceleradas por el Covid-19. Una reciente encuesta de Adecco, afirma que casi la mitad de los trabajadores argentinos (46,74%) evitará el uso de los medios de transporte públicos cuando pueda retomar sus rutinas laborales. Desde Rodar Electric, empresa que fabrica y comercializa vehículos eléctricos, con sedes principales en La Plata y CABA, sostienen que durante la cuarentena experimentaron un crecimiento en las ventas del 230%.

“Para evitar contacto cercano con otras personas, muchos se estarán volcando al transporte eléctrico unipersonal, dejando de lado el transporte público. Si el estado facilita acceso al financiamiento sin tantos requisitos, realmente este tipo de movilidad se puede imponer y quedarse para siempre. Lamentablemente por el miedo al Covid-19, pero en beneficio de nuestro negocio, la gente comenzó rápidamente a consultar por este tipo de productos, reforzando el crecimiento que venía teniendo el mercado”, afirma Juan Martín Savage, fundador de Rodar Electric.

La autonomía de estos vehículos es de 25 a 55 kilómetros; la batería de litio, la cual se recarga en cualquier enchufe tradicional como un celular o una notebook y dura entre 800 y 1000 ciclos completos de carga y descarga (aproximadamente 30.000 km o 3 años y mediode vida útil).El costo de mantenimiento de una bicicleta eléctrica es nulo, dado que sus motores están libres de escobillas y engranajes; su mantenimiento es igual al de una bicicleta convencional (ajustes de frenos y cambios). No tienen gastos de patentamiento, estacionamiento, combustible y no se necesita licencia de conducir.

Ya hay empresas de electrodomésticos, y hasta de autos, introduciéndose en la industria. Los modelos de bicicletas eléctricas cuestan desde aproximadamente los $68.000 a $200.000.

En una ronda de inversión juntaron 1 millón de dólares; para 2020 esperan facturar 120 millones de pesos y en 2021, lograr llegar a los 200 millones de pesos. Ya llevan vendidas más de 689 bicicletas eléctricas en lo que va del 2020 y aspiran llegar a las 1500 en diciembre.Ya están desarrollando su primer monopatín eléctrico y planean lanzarlo en primavera. Comenzaron en un garaje de 3x8 metros y hoy tienen casi 1000 m2 de taller; locales en La Plata y Microcentro, a una cuadra del obelisco. Además de fabricar y comercializar, ahora también brindan service para todo tipo de vehículos eléctricos unipersonales.

Rodar Electric comenzó fabricando la primera bicicleta eléctrica de Latinoamérica, aunque hace algunos años también sumaron el concepto de empoderar y reutilizar las bicis convencionales que tenemos en nuestras casas y convertirlas en e-bikes.




cars