https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los shoppings prevén el cierre del 20% de sus locales y aseguran estar en una "situación terminal"

El aumento de la curva de contagios de coronavirus frenó todas las posibilidades de nuevas aperturas y el sector de los shoppings entró en alarma por sus altos costos de mantenimiento y la incertidumbre de no saber cuándo volverán a funcionar.

"La situación es terminal. Es una crisis que se ahonda día a día. Incluso si abriéramos mañana sabemos que por lo menos un 15% o 20% de los locales no volverán. Y si la cuarentena continúa el desastre va a ser total", indicaron a LPO desde la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

Se trata de un rubro de gran relevancia económica, donde hay más de mil empresas que operan a través de estos establecimientos que generan más de cien mil empleos sin contar toda la cadena de valor, por ejemplo en la industria textil.

El modelo de negocios se basa en los altísimos alquileres que cobran debido a la importancia en términos de vidriera que representa para los locales. El problema es que tanto alquileres como expensas no se están pagando en numerosos casos, a pesar de que algunos negocios sostienen que les siguen mandando las facturas.Los comercios presionan por la reapertura y cuestionan el favoritismo por supermercados

"Ya cerramos en Canning, en Unicenter, en Pilar, donde también se fue la mitad del shopping. Con suerte nos vamos a quedar con dos o tres locales, pero si esto se extiende unos meses más no queda nada", confiesan a este medio desde uno de los comercios que inició un fuerte ajuste de personal.

"Bancamos marzo y abril, pero ya en mayo no pudimos pagar los sueldos. Tenemos un costo muy importante de oficinas y tuvimos que echar a 180 empleados y suspender a 200", relatan.
En cambio, otro de los locales consultados por este medio subrayó que no están pagando el alquiler, pero sí las expensas, que ascienden a 200 mil pesos mensuales más IVA. "Además te cobran un 6% de lo que facturas o un VMA (venta mínima asegurada) que son 250 mil pesos. Calcula que normalmente se facturan 5 millones al mes y el 6% de eso son 300 mil pesos", agregan.
Un panorama similar sufre Irsa, la principal cadena de shoppings que sufrió una caída bursátil del 45% en marzo y a diferencia de otras empresas, sólo pudo recuperar una pequeña parte de esa merma. De hecho, en los últimos tres días volvió a derrumbarse casi un 20%.

"La ventaja que tenía Irsa es que al tener armada su cartera de clientes le resultó mucho más fácil la expansión a nuevos shoppings, donde las marcas están casi obligadas a estar porque es una especie de show room. Muchas veces apenas cambian la plata, no es negocio, pero es una vidriera fundamental. Ahora la situación cambió totalmente, está metida en serios problemas", explica el analista de mercados Francisco Uriburu.Alarma en el comercio: la cadena de pagos está paralizada y ven un colapso en 15 días

Frente a esta situación es que en la cámara están pidiendo reuniones con Kulfas y Larreta para abrir líneas de asistencia y acelerar la apertura. "Tenemos un protocolo avalado por el Centro de Estudios Infectológicos del doctor Stamboulian. Es muy estricto, estamos en condiciones de ofrecer las mejores condiciones de seguridad", aseguran.

En ese sentido, agregan que "por lo menos", tendrían que habilitarles la operatoria de take away. "No es más el 10% o 15% de las ventas. Pero al menos es un paliativo que contribuye a tener una caja diaria y no hay ningún riesgo de ir a buscar el producto al estacionamiento del shopping", dicen.