https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Insólito Kicillof se mudó a Mercedes y ahora cierran un barrio por la aparición de un brote

Lo anunció ayer el intendente de la localidad bonaerense, Juan Ignacio Ustarroz, tras detectarse un importante foco de contagio en el barrio Ravello. La zona quedó aislada, dejando tan sólo un camino de ingreso y egreso.

La semana que pasó, este medio se refirió a los traslados diarios que el gobernador Axel Kicillof realiza a la ciudad de Mercedes, junto al ministro del Interior de la Nación, Eduardo “Wado” De Pedro, en un intento de alejarse del foco pandémico que tiene a maltraer a la Argentina.
Todas las noches, el gobernador y el ministro nacional descienden el helicópetero de la provincia en el campo de la ex concejal K, Claudia Révora, ubicado entre el Parque Municipal y el Instituto Lowe. La elección de ese destino no es para nada caprichosa: Révora es la hermana del ministro “Wado” De Pedro. Ambos son primos del intendente local “Juani” Ustarroz, y entre ellos lideran las dos familias más poderosas de la ciudad.
En las últimas horas, el intendente de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, tomó la decisión de cerrar el barrio Ravello ante la detección de un brote de contagio en el marco de la pandemia del COVID-19. Tras llegar al octavo caso positivo en lo que va de la cuarentena, se determinó el aislamiento preventivo del lugar donde se halló a cinco miembros de una familia infectados.
Hasta el 26 de mayo, Mercedes podía vanagloriarse de ser uno de los distritos sin contaminados. Sin embargo, eso cambió durante la jornada del 27, cuando se descubrió el primer caso. Fue el único detectado hasta el 1 de junio. Pero al día siguiente se conoció un segundo enfermo y durante las últimas jornadas se sumaron seis más, llegando a un total de ocho.
Lo curioso es que el tercer caso, oriundo de Ravella, derivó en el hallazgo de otros cinco pacientes que portan el virus. Se trata de un hombre que contagió a su madre, a su padre, a dos de sus hermanos y a su novia. Esto derivó en la decisión de Ustarroz de cerrar el barrio por un lapso de catorce días. Ahora, la zona, tal y como ocurrió con Villa Azul (Quilmes - Avellaneda) y Cabezas (Ensenada), será asistida completamente por el estado.
El paciente tres tendría unos cuarentaiún contactos estrechos con vecinos de la zona, según aseguró el secretario de Salud y director del hospital Blas Dubarry, Pablo Cassiani, quien acompañó al intendente en una conferencia de prensa para anunciar el cierre del barrio. En ese marco, explicó que se implementó el programa Detectar, mediante el cual, además de hacer los hisopados correspondientes, se comenzó a relevar casa por casa la situación del barrio que cuenta con 76 hogares y más de 200 personas.
De esa manera, entre los cinco miembros enfermos de la familia se detectó un paciente asintomático que, a su vez, tuvo otros once contactos estrechos con personas de Ravello. El intendente Ustarroz, por su parte, destacó la aceptación de la medida por parte del barrio y reiteró la importancia de continuar con el distanciamiento social.
A su vez, cuestionó el incumplimiento de las medidas por parte de la ciudadanía: “Pido compromiso y responsabilidad de cada uno de los habitantes de Mercedes porque esto no es chiste, no es algo simple. Es una enfermedad que se está tratando de clarificar la situación para que la facilidad de contagio se detenga”, explicó el jefe comunal.
“No sirve usar tapaboca y compartir un mate, no sirve cuidarse en el trabajo e irse a jugar al fútbol. No son cuestiones que se nos ocurren a nosotros, sino que es algo que pasa en varias ciudades y un descuido puede poner en crisis a toda la sociedad”, refirió Ustarroz