https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Este ciclo de deuda turbo terminará miserablemente. Es solo cuestión de cuándo”

El economista David Rosenberg ( @EconguyRosie ) ha señalado que "este ciclo de deuda turbo terminará miserablemente, es solo cuestión de cuándo. Si bien no puedo saber la fecha, puedo decirles que este ciclo de deuda turbo terminará miserablemente, no muy diferente de 2008 y 2001. Recordamos muy bien la euforia que siguió a los recortes de tasas de la Fed a principios de 2001 y finales de 2007 y a los cambios en las curvas, que luego se tornaron en malestar cuando la recesión que nadie vio venir se apoderó en los próximos meses. Últimamente, el mercado de valores ya no parece intercambiar los fundamentos económicos. Nunca antes ha habido una relación tan floja con el crecimiento económico..." miserably-its-just-a-matter-of-when… $HYG $LQD
"No creo que el tiempo se alargue mucho en este falso "mercado" y "economía". Es imposible cronometrar, porque no puedes predecir las acciones de los banqueros centrales. Necesitas ser clarividente, lo que no es humano. Es por eso por lo que no me concentro en el tiempo ... Me centro en la preparación..."
Gigantesca bola de nieve. La deuda pública y privada a nivel mundial experimentó un crecimiento del 4% en el tercer trimestre de 2019, hasta situarse en un récord de 253,6 billones de dólares (227 billones de euros), según los datos publicados este lunes por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés).
Imagen

Este nivel de endeudamiento se correspondió con el 322% del PIB mundial. Los países emergentes y economías en desarrollo acumularon una obligaciones de pago de 72,5 billones de dólares (65,2 billones de euros), el 223% de su PIB, mientras que los países desarrollados registraron 180,1 billones de deuda (161,9 billones de euros), el 383% de su PIB.
El instituto ha avisado de que los datos preliminares para el conjunto de 2019 indican que la ratio deuda/PIB creció a su ritmo más elevado desde 2016, a pesar de que el crecimiento global se situó en mínimos de diez años.
La deuda de las empresas no financieras se mantuvo como la más abultada, totalizando 74,4 billones de dólares (66,9 millones de euros), un 4,3% más que en el tercer trimestre de 2018, seguida de la deuda soberana, que se situó en 69,2 billones de dólares (62,2 billones de euros), un 6,1% más.
En tercer lugar se situó la deuda acumulada por las empresas financieras, que se elevó hasta 61,5 billones de dólares (55,3 billones de euros), un 1,3% más, al tiempo que la de los hogares avanzó un 3,7%, hasta 47,5 billones de dólares (42,7 billones de euros).
El IIF ha alertado de que el endeudamiento "crecerá más rápido en 2020" debido al entorno de bajos de tipos de interés y las condiciones financieras. El organismo estima que en el primer trimestre de este año la deuda mundial alcance los 257 billones de dólares (231,1 billones de euros).
Y AHORA LLEGA OTRA INMENSA BOLA DE DEUDA GLOBAL