https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El golpe bajo de Alberto F. a Clarín y La Nación luego de mandar a Cristina Pérez a leer la Constitución y la ley de expropiaciones

El presidente Alberto Fernández arremetió contra la periodista Cristina Pérez por tildar de "polémica y cuestionable" la decisión del Ejecutivo Nacional de intervenir y expropiar la empresa Vicentin, pero también le envió un mensaje directo a Clarín y La Nación con un proyecto de ley de 2003 del que estaban a favor e incluso impulsaron para su rápida aprobación en el Congreso porque aliviaba sus finanzas.

Contenido
Es interesante el punto que marcó el presidente Alberto Fernández porque en el país de la grieta los dos polos se olvidan que "no resisten un archivo" -tal como se dice en los medios de comunicación- y la hipocresía va ganando las tapas de los diarios y los ÚLTIMO MOMENTO de los canales de televisión.
Luego de cruzar en términos muy duros a la periodista Cristina Pérez por tildar de "polémica y cuestionable" la intervención de Vicentin -párrafo aparte: eso no es lo "polémico y cuestionable" sino el proyecto de ley de expropiación, que nadie lo esperaba de manera tan repentina-, el jefe de Estado también disparó contra Clarín y La Nación con un golpe bajo muy fuerte:
"Mi propósito es salvar una fuente de trabajo y un operador nacional en un mercado que cada día se ha extranjerizado más. Años atrás en la Argentina fue muy importante que los bienes culturales fueran argentinos y ahora parece que no es importante que la producción de cereales sea argentina.
¿Para los bienes culturales estaban en contra la extranjerización y ahora promueven la extranjerización de la actividad cerealera? Es todo raro en la Argentina
Buscamos otras alternativas y no las encontramos. Después de que las anunciamos, parece que alguien la tiene. Bueno, estoy dispuesto a escucharlos porque lo que quiero es lo mejor para el futuro de esa empresa y de la economía argentina. No quiero otra cosa".
Justamente, la ley de bienes culturales se aprobó en Diputados el 28/05/2003 y en Senado el 18/06/2003, durante el gobierno de Néstor Kirchner cuyo jefe de Gabinete fue Alberto Fernández.
Aquella ley fue promovida por Clarín y La Nación principalmente porque protegió a partir de entonces a diarios, revistas, empresas editoriales, servicios de radiodifusión, productoras de contenidos audiovisuales y digitales, proveedores de acceso a Internet y empresas de difusión en vía pública limitando la inversión extranjera al 30% del paquete accionario.
Todo esto en el marco de un fuerte endeudamiento en dólares de los grandes medios de comunicación durante los '90 que luego sufrieron el impacto de la salida de la Convertibilidad ($1 = US$1) en enero del 2002, quedando muy débiles frente al avance de accionistas extranjeros.
 
Es cierto que la propiedad privada pueda sentirse amenazada frente a la palabra "expropiación" pero eso no implica olvidar algunos momentos de la historia reciente para plantear un debate honesto.
Tal vez resulte obvio aclararlo a esta altura del partido, pero la familia Nardelli está de acuerdo en la intervención y rescate de la empresa Vicentin por parte del Estado. El conflicto que ahora tiene su CEO, Sergio Nardell, es con los acreedores por la expropiación que encaró el Ejecutivo Nacional. Esto ya lo aclaró el propio presidente y Urgente24 lo pudo confirmar con fuentes irrefutables de la Provincia de Santa Fe.




urgente24