https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Central analiza flexibilizar las restricciones al dólar para la industria y el campo

Con sólo tres días hábiles de vigencia, el nuevo esquema para acceder a dólares de importaciones del Banco Central entró en proceso de revisión. Luego del reclamo del grupo de empresarios que visitó a Alberto Fernández en Olivos, Miguel Pesce aceptó recibir a la UIA y a las entidades rurales para "perfeccionar" el mecanismo. "Siempre se pueden perfeccionar las normas", indicaron a LPO.

El esquema publicado sobre el final del viernes establece que si una empresa tiene Formación de Activos Externos líquidos -es decir, la disponibilidad de divisas en el exterior- debe primero disponer de esos activos para el pago de las importaciones o deudas, lo que desató muchas críticas en el sector productivo.

"Es extraño que no puedas utilizar tus dólares de exportación y quedes atado a un cupo. Desincentiva a que exportes más o tengas balanza superavitaria", indicó a LPO un importante dirigente automotriz.Se suspendieron las ventas de fertilizantes por las nuevas trabas al dólar

Sin embargo, desde la máxima autoridad monetaria sostienen que no hay ninguna vocación de que no se importe y aseguran contar con las divisas para afrontar las compras externas que necesita el aparato productivo.

Según manifiestan, el objetivo de los cambios es frenar las prácticas de anticipo de importaciones o cancelación de deudas que estaban observando ante el temor a una devaluación.Presionado, el Central prohíbe comprar dólares a empresas con divisas en el exterior

"En este último bimestre hubo cancelación de obligaciones y anticipo de pagos de importaciones que no hacen a las prácticas comerciales habituales. Se pagaron importaciones por 30% más del volumen importado, cuando históricamente hay una correlación entre el volumen de importaciones y el acceso al mercado", indican.

En ese sentido, agregaron que la intención es ordenar esta disrupción para que se mantenga el ritmo de importaciones, pero que estudiarán "perfeccionamientos de la norma si en el transcurso de las operaciones el sector productivo detecta inconvenientes que no responden al propósito".

Para ello, esta tarde tendrán una videoconferencia con técnicos de la UIA -quienes reconocieron a este medio el interés por modificar el esquema cambiario- y la semana que viene conversarán con dirigentes del campo.
"Veremos qué plantean, con qué dificultades se encontraron. Estamos abiertos al diálogo, si tienen una propuesta viable se escuchará. Es una norma que tiene dos días en la calle, es probable que estén sobre reaccionando a un temor", subrayan desde el gobierno.