https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Venecia sin turistas pero, ¿volverán en masa?

Los canales que generalmente están llenos de turistas, se encuentran vacíos.
Nadie podía imaginar que el coronavirus volvería a golpear a Venecia después de haber sufrido, tan solo unos meses antes, una de las peores inundaciones en 50 años.
La buena noticia para los venecianos es que ahora pueden recorrer la ciudad libre de turistas, en medio de las estrictas medidas de seguridad.
A medida que avanza la desescalada, las autoridades han animado a los residentes, como Barnaba, a que con su barco ayuden a reducir las aglomeraciones en el transporte público.
Los canales con menos afluencia de gente hacen que el viaje sea extraordinario.
"He descubierto una nueva Venecia muy diferente de la que conocía. Me pregunto si las autoridades locales se han dado cuenta de esto y espero que en un futuro la ciudad se quede en un punto medio, entre lo que conocíamos antes y lo que estamos viendo ahora", asegura Barnaba Pellini, un residente local.
El impacto del confinamiento abre el debate sobre cómo podría ser el futuro de la ciudad. Andrea Balbi ha sido gondolero toda su vida. En una ciudad donde el 80% de la economía depende del turismo, su negocio se ha visto seriamente afectado.
"Todos los turistas serán bienvenidos. La ciudad tiene que reabrir, tiene que volver a la vida", nos explica Andrea Balbi, Presidente de la Asociación de Gondoleros.
Dadas las nuevas reglas, el futuro de las Góndolas pende de un hilo.
"Nuestro principal problema es dejar que el pasajero entre y salga del barco, porque la distancia se acorta a 20 cm del cliente y tenemos que ayudarles a subir a bordo", añade Balbi
Abordar el tema de la sostenibilidad es fundamental, especialmente en una ciudad que ha sufrido el exceso de turismo.
El consultor de viajes Fabio Penso, junto con otros amigos, ha creado un vídeo que se ha hecho viral en redes sociales, para concienciar sobre la forma en que el sector puede responder a los cambios.
"Venecia es una ciudad milenaria, nació así y se mantendrá así. No podemos hacer las calles más grandes. Depende de nosotros adaptarnos a los nuevos retos del futuro", señala Chiara Peluso, Guía turística.
Solo el gobierno y las autoridades locales tienen el poder de decidir si el coronavirus es el resquicio de esperanza que puede salvar a Venecia.



euronews