https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La cautela tras el fuerte rebote y la posibilidad de un rebrote del coronavirus impulsa una corrección en las Bolsas | | CapitalBolsa

Los mercados bursátiles cayeron el lunes después de que las informaciones de un repunte en nuevos casos de coronavirus hicieran que los inversores se volvieran más cautelosos tras el fuerte rebote de las acciones desde los mínimos de maro.
El Ibex 35 cierra con una caída del 1,63% a 6.672,2.
Las acciones ganaron inicialmente, lideradas por Asia, donde los mercados aplaudieron la relajación de las restricciones en la región: Nueva Zelanda aliviará algunas restricciones a partir del jueves, y Japón planea poner fin a su estado de emergencia para áreas donde las infecciones se hayan estabilizado.
En Europa, millones de personas en Francia saldrán con precaución de uno de los bloqueos más estrictos de la región, mientras que Gran Bretaña presentó el domingo su propio camino gradual para salir del confinamiento.
Pero Corea del Sur advirtió sobre una segunda oleada del virus ya que las infecciones se recuperaron a un máximo de un mes, mientras que las nuevas infecciones se aceleraron en Alemania.
Los inversores han intentado mantenerse optimistas en las últimas semanas, abriendo una diferencia entre las condiciones económicas terribles y un repunte del mercado de valores debido a los enormes programas de estímulo, así como l optimismo ante una posible rápida recuperación.
Un aumento en los nuevos casos en países que ya han comenzado a relajar las restricciones al comercio afectaría negativamente la confianza del mercado si llevara a los gobiernos a reintroducir algunas medidas de bloqueo.
"Si tenemos una segunda oleada y bloqueos, sería casi el peor resultado desde una perspectiva económica", dijo Guy Miller, estratega jefe de mercado de Zurich Insurance Company.
Miller dijo que eso "pospondría la inversión empresarial indefinidamente" y vería un desplome de la confianza del consumidor a medida que se desvanecen las esperanzas de una rápida recuperación económica.
Dijo que las próximas dos o tres semanas serían "fundamentales" para demostrar cómo las empresas y los consumidores estaban respondiendo a la relajación de las medidas de confinamiento.
A medida que los inversores buscan la reapertura de las economías, la mayoría ha ignorado los datos económicos sombríos. El más reciente fue el informe de empleos del viernes en Estados Unidos, que mostró el mayor repunte en el desempleo desde la Gran Depresión.
Pero los números no fueron tan malos como los economistas esperaban, y los analistas dicen que los mercados ya han descontado el enorme impacto en el crecimiento y el empleo. El estímulo fiscal y monetario récord ha disparado el repunte de los precios de los activos.
"Los osos en los mercados de acciones están siendo enviados a la hibernación", dijo Kit Juckes, estratega de mercados de Societe Generale. "Los mercados se centran en la reapertura de las economías y el activismo político, los osos intentan comprender cómo pueden ignorar la reinfección y la destrucción económica".
Los mercados de bonos parecen pensar que cualquier recuperación económica será lenta: los rendimientos de los bonos del gobierno de EE.UU. a dos años han alcanzado mínimos históricos en el 0.105% y los futuros de los fondos de la Reserva Federal se volvieron negativos por primera vez en EE.UU.
El dólar, que no se ha visto muy afectado por la disminución de los rendimientos del Tesoro porque las tasas de interés están cerca de cero en la mayoría de los países desarrollados, se recuperó el lunes.
Subió un 0,3% frente a una cesta de monedas y se reafirmó un 0,9% frente al yen japonés a 107,54.
El euro cae un 0.2% a $ 1.0827 mientras que la libra esterlina perdió un 0.9%.
El precio spot del oro volvió a subir a $ 1700 la onza. Alentado por su atractivo de refugio, el oro se ha recuperado más del 12% desde principios de 2020, alcanzando máximos de siete años y medio.