https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fábrica Volkswagen en Argentina opera con protocolo prevención COVID-19 tras estar cerrada dos meses

Una de las fábricas automotrices de Volkswagen en Argentina está operando con nuevos protocolos de prevención tras permanecer cerrada por dos meses por la pandemia de coronavirus, en momentos en que el país sudamericano busca reactivar distintas actividades para evitar que su economía sufra más golpes.
La planta de Volkswagen ubicada en la ciudad de General Pacheco -35 kilómetros al norte de Buenos Aires- emplea a más de 3.700 personas, que fueron afectadas por la cuarentena que el Gobierno argentino estableció el 20 de marzo y que aún se aplica con rigidez en la capital y su área metropolitana.
Sin embargo, la fábrica volvió a abrir sus puertas a mitad de mes y según la automotriz, como medidas preventivas contra el COVID-19 ahora se mide la temperatura de los empleados al ingreso de la planta, mientras que el uso de mascarillas y barbijos es obligatorio, y el comedor fue cerrado.
El Gobierno argentino está buscando reactivar de a poco una economía golpeada por el coronavirus y que ya atravesaba una grave crisis antes de la llegada de la enfermedad al país sudamericano que incluye una prolongada recesión y una elevada tasa de interés.
En tanto, a pesar de la pandemia, Volkswagen dijo que está invirtiendo 650 millones de dólares en la planta de General Pacheco, lo que es una buena noticia para el Gobierno del presidente Alberto Fernández, que también está buscando reestructurar una deuda soberana de 65.000 millones de dólares.
“Es una inversión histórica para nuestra planta de Pacheco. Con esto vamos a hacer un proceso de renovación completo de nuestra planta”, dijo Luis Placeres, el director de manufactura de la planta de Volkswagen.
La pandemia ha afectado la producción industrial argentina y según el ente de estadísticas oficial INDEC, la actividad económica del país cayó un 9,8% intermensual en abril por la paralización de las distintas actividades.
En Argentina ya se acumulan más de 14.700 casos de coronavirus, de los que más de 500 fallecieron. 

reuters