BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno quiere fomentar el mercado de bonos en pesos: ¿Hay buenas oportunidades para los inversores?

Los bonos en pesos resultaron una de las mejores inversiones del mes pasado. Pese a la crisis que desencadenó el coronavirus y a la incertidumbre por la renegociación de la deuda en moneda extranjera, los títulos en pesos no dejaron de pagarse y el Gobierno, incluso, salió a emitir más bonos para completar esa curva. 
La semana pasada, en la presentación de la Unidad de Apoyo de Sostenibilidad de la Deuda Pública de las provincias, el ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció la importancia del mercado de capitales en pesos. "Argentina necesita generar capacidad de ahorro en su propia moneda", afirmó. 
En la misma línea, el titular del Palacio de Hacienda sostuvo: "Es esencial generar condiciones para acabar con la lógica dolarizadora en Argentina. Para garantizar un desarrollo federal sostenible e inclusivo necesitamos generar instrumentos de crédito y financiación en nuestra propia moneda". 

Medidas para dinamizar el mercado

Con el objetivo de reconstruir el mercado de deuda en pesos y, a la vez, quitarle presión a la brecha cambiaria con el dólar bursátil, el Gobierno tomó algunas medidas en los últimos días. Una de ellas fue mediante la Comisión Nacional de Valores (CNV), que limitó las disponibilidades en dólares de los fondos comunes de inversión en pesos al 25% de su patrimonio. 
Eso generó una demanda de activos en pesos sobre la última semana de abril, que llevó al alza de la deuda en moneda local. Así, un título como el bono atado a la tasa de política monetaria (TJ20) ganó cerca de 50% en el mes pasado. Y otros tuvieron variaciones que superaron el 30%.
La CNV emitió dos normativas para fondos comunes de inversión
La CNV emitió dos normativas para fondos comunes de inversión

Además, el Banco Central y el Ministerio de Economía no descartan tomar alguna medida para 
impulsar a los bancos a comprar títulos de deuda en pesos. Se estudia propiciar un desarme de pasivos remunerados, como pases o Leliq, mediante una baja de tasas, para incentivar a las entidades financieras a tomar los bonos del Tesoro. Una segunda norma de la CNV dispuso que los fondos en moneda local tienen que invertir el 
75% de su cartera en títulos en pesos. Dado que había varios fondos estaban tomando pesos de los cuotapartistas pero los invertían en activos en moneda dura, se calcula que el desarme de estos activos será de unos u$s1.000 millones. De todos modos, la industria está negociando con el organismo para conseguir más tiempo para adecuarse. La fecha límite original es el próximo 15 de mayo. 
Hoy, los pases pagan 15,2% mientras que las Leliq abonan 38%. La deuda en pesos resultaría un punto medio entre ambos instrumentos. 

¿Hay oportunidades en pesos? 

La pregunta que se hacen los inversores es si estas medidas dinamizarán realmente el mercado de deuda local y traerán alguna mejora en los bonos
Sobre ese punto, un operador sostuvo: "La última norma de la CNV puede llegar a tener un impacto positivo en los bonos en pesos porque hay inversores institucionales, como las compañías de seguros, que usaban los fondos para dolarizarse y ahora ese canal va a estar limitado. Van a terminar comprando bonos en pesos". 
No obstante, la misma fuente alertó que estas medidas "pueden generar una demanda forzada en el corto plazo por parte de los clientes cautivos" pero afirmó que en el mediano plazo "solo genera el efecto inverso". 
Desde Neix, en tanto, se refirieron al efecto que podría tener una medida que incentive a los bancos a comprar bonos. "Si no hay defaults o reperfilamientos en pesos es un mercado que debería ir aumentando su volumen. Las letras de descuento son un paso primordial para ir generando confianza en el sector", afirmaron.
 
Delphos Investment venía recomendando los bonos en pesos desde hacía varios meses, pese a las dudas que tenía el mercado. "El mercado de deuda en pesos ya está en su etapa final de normalización. Arrancó el año, después del reperfilamiento de Lacunza, muy mal y ya se ordenó en un 80%Fue un mercado que estuvo muy disruptivo pero ya está en la etapa final. Toda esa prima que había por temor a que no pague el Tesoro desapareció", afirmó Leonardo Chialva, socio de Delphos. 
Con respecto a las oportunidades de inversión, los especialistas resaltaron que los bonos en moneda local están pagando tasas más altas que otras inversiones en pesos, como los plazos fijos. Es que hoy la tasa mínima garantizada para los depósitos bancarios de hasta $4 millones está en 26,6% y todo el resto de las remuneraciones se ubica debajo de esa línea. 
Tal como manifestaron en Neix: "Las tasas de varios bonos están por encima de los plazos fijos. Por ejemplo, las letras a descuento en plazos entre 30 y 90 días y, en el mediano plazo, las Lecer a noviembre y diciembre". 
Para Chialva, en tanto, "las oportunidades especulativas ya pasaron". "Los bonos en pesos arrancaron con paridades de 30% y los que vencieron este año llegaron al 100% porque el Gobierno pagó todo. Los que se canjearon al año que viene ya subieron a niveles de paridad de entre 70% y 80%, con lo cual, las oportunidades especulativas ya quedaron atrás". 
Sin embargo, el especialista también resaltó que pueden ser interesante frente a otras alternativas en moneda local. "Ahora puede haber alguna oportunidad de que, bajo determinados escenarios, los bonos rindan más que otras alternativas en pesos. O sea, que dentro del universo de inversiones en pesos, los bonos pueden aparecer como atractivos", concluyó. Licitar, canjear y pagar
A tono con su estrategia, este miércoles Guzmán logró una buena licitación de 3 letras en pesos a descuento (a junio, julio y agosto) y un bono con ajuste por Cer que vence en abril del año que viene.
El Tesoro pudo, en esta última colocación, bajar en promedio 2,5 puntos porcentuales la tasa que pagó por las letras a descuento en comparación con los rendimientos que había convalidado en la licitación de la semana anterior. Así, los rendimientos pasaron de 31% a 28% en promedio y Economía se hizo de $12.390 millones (a valor nominal) mediante letras. Además, obtuvo otros $7.608 millones con el bono Cer
Con el objetivo de continuar con "la agenda de normalización y para seguir construyendo un mercado de deuda local en pesos" y brindar "mayor previsibilidad a su ejecución", el Ministerio de Economía también anunció el cronograma preliminar de licitaciones de instrumentos del Tesoro en pesos para el mes que comienza hoy. En principio, habría licitaciones, el 6, el 11, el 19 y el 26 de mayo
La estrategia del ministro de economía, Martín Guzmán, es ofrecer canjes ante cada bono en pesos que vence
La estrategia del ministro de economía, Martín Guzmán, es ofrecer canjes ante cada bono en pesos que vence
La estrategia del Gobierno hasta ahora ha sido licitar nuevos instrumentos y ofrecer canjes de deuda cada vez que enfrenta un vencimiento en moneda local. Si bien esas operaciones empezaron con el pie izquierdo, luego del fallido canje del Bono Dual que terminó con el reperfilamiento de la serie, en los últimos meses los trueques de títulos fueron exitosos. 
Esta semana, precisamente, el Tesoro pagó el Boncer 2020 (TC20), sobre el que había ofrecido un canje previamente."Era un vencimiento importante, y pesado. Y si bien el canje de hace semanas había reducido su peso, aún así algunos inversores dudaban sobre si se pagaría el remanente en tiempo y forma. Esto favorece, porque hace que la gente que tiene pesos, pueda invertir con cierta tranquilidad", afirmó Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones.
La deuda en pesos también seguirá de cerca a lo que pase con la reestructuración de los bonos en dólares, ya que el próximo viernes vence el plazo que el Gobierno le dio a los acreedores para aceptar la propuesta. "Si hubiera un tipo de acuerdo en la deuda en dólares, esto también sería un buen punto que reduciría el miedo a quedarse en pesos, ya que se evitaría el default. Es clave: si el mercado ve más previsibilidad y calma, se refugia menos en el dólar y puede quitarle presión al tipo de cambio y viceversa", añadió Abdala.



iprofesional