https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cuidadores rumanos rumbo a Austria para trabajar

Haciendo cola para subir a un tren rumbo a Austria. Son 74 cuidadores rumanos, que se van a trabajar a Viena.
El sistema sanitario austríaco depende en gran medida del personal de Europa del Este. Muchos trabajadores se desplazan constantemente de un país a otro, donde permanecen semanas. Pero el coronavirus ha parado esto.
"Voy a cuidar a una señora de 82 años en Austria, cerca de Viena, Saint Haulten", dice una cuidadora.
"Voy allí con todo mi corazón. ¡Todo el mundo debería amar su trabajo!", señala otra cuidadora.
Con los viajes restringidos por la pandemia, la embajada austríaca pidió un corredor especial para estos trabajadores, que les permitiera cruzar Hungría para llegar a su lugar de trabajo. Viena reclamó la semana pasada un primer tren para salir de Rumanía, pero el Ministerio de Transportes rumano aprobó su circulación solo hace un par de días.
A bordo debe respetarse el distanciamiento social y todos los viajeros deben llevar mascarillas y guantes.
Cuando este tren nocturno llegue a Viena, los cuidadores rumaron se someterán a test del COVID-19 antes de empezar a trabajar, en un trabajo esencial para los austríacos.



euronews