https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Baja generalizada

Los mercados mundiales experimentaron caídas generalizadas. Luego de que ayer el mercado haya dado señales de que era posible una corrección mayor, la situación se definió el día de hoy. Las bajas siguen luego de que el presidente de la FED haya comentado que se está viviendo una recesión sin precedentes y aclaró puede pasar un tiempo hasta que la recuperación tome impulso haciendo que las previsiones de los inversores sobre una potencial recuperación rápida se vuelvan cada vez más lejanas. Por otro lado, si bien desde la Reserva Federal insisten con que ponen a disposición todas sus herramientas para combatir la recesión, negó que se vayan a implementar tasas de interés negativas a pesar de la insistencia del presidente norteamericano. Por otro lado, el día de hoy también habló el vicepresidente del BCE y expresó que la zona euro ya tocó el fondo de la crisis y comienza un camino de 2 años para recuperarse completamente. Aún así estas declaraciones no alcanzaron para ponerle un freno a los mercados ya que las perspectivas negativas en Estados Unidos arrastraron a todos los índices.
En lo que respecta al petróleo, el WTI cayó 0,89% luego de que la OPEP haya recortado el pronóstico de la demanda mundial de petróleo lo que implica que si no hay mayores recortes en la producción el precio de este commodity puede seguir experimentando caídas.
El Merval se contagió de las caídas internacionales y corrigió un 3% en un día donde no se salvó ningún papel a excepción de CEPU, TECO y VALO que subieron 1,3%, 0,7% y 1,7% respectivamente. La suba en el CCL no pudo contrarrestar la necesidad de corrección y el humor cambiante de los inversores. Además el índice de acciones emergentes eliminó de su composición a Banco Galicia y a Banco Macro por lo que en estos días se peude ver más volatilidad en esos papeles debido a la adecuación en las carteras de los grandes fondos.

El sentimiento positivo de los inversores se moderó y eso impactó de lleno en la renta fija argentina. Los principales bonos soberanos en dólares experimentaron correcciones en sus precios luego de días de fuertes subas. Esto se debe a que la incertidumbre sigue presente y ante la falta de noticias concretas sobre una posible contrapropuesta mientras que el tiempo cada vez es menor ya que el gobierno tendrá que analizar la nueva propuesta y seguramente le realice modificaciones. Por lo tanto, la reestructuración de la deuda argentina no se solucionará de manera repentina, a ninguna de las partes les conviene que Argentina entre en default y por lo tanto estos últimos acercamientos fueron beneficiosos para el precio de los bonos, pero la falta de nuevas noticias reaviva la ansiedad de los inversores lo que acrecienta la volatilidad de los títulos. Mientras tanto, los bonos emitidos en moneda local volvieron a retomar el camino ascendente aunque por las situaciones en las que se encuentra el país podría decirse que están operando a paridades altas sin embargo se encuentran respaldadas por el compromiso del gobierno de seguir pagando la renta fija en pesos. A la vez el gobierno volvió a lanzar un canje de LETES y AF20 por una canasta de bonos que se ajustan por CER, la operación se realizará el viernes 15 de mayo en donde el gobierno buscará disminuir sus compromisos en moneda extranjera y darle volumen a los relativamente nuevos instrumentos en pesos.

Frente a tanta incertidumbre, tanto internacional como local y principalmente causada por el proceso de reestructuración de la deuda, el dólar como refugio de valor sigue siendo la primer opción para gran cantidad de inversores y ahorristas. El día de hoy el peso se depreció en todas su formas ya que el tipo de cambio oficial aumentó 0,7% mientras que el mayorista lo hizo en 0,1%. Por su parte el MEP y el CCL aumentaron 2,9% y 3,1% respectivamente y cierran la rueda en $122,77 y $125,76 marcando nuevos récords de cotización.

El mundo sigue revolucionado, el mercado sigue sobrereaccionando y en los momentos de corrección se paga por el exceso de optimismo de los inversores que viven esperando buenas noticias. El bull market que se vivió quedó en la historia pero todos quisieran que vuelva a repetirse. Sin embargo, la incertidumbre llegó para quedarse, la mayoría de los inversores y de las personas que están en puestos de toma de decisiones no vivió nunca una situación así y es por eso que se va a aprendiendo mientras se hace y aceptando los costos que esto implica.



Joaquín Candia
Analista


RAVA