https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EEUU aseguró que Nicolás Maduro quiere una “negociación secreta” con la Casa Blanca sobre el futuro de Venezuela

El subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael G. Kozak, aseguró este martes que Nicolás Maduro quiere una “negociación secreta” con la Casa Blanca sobre el futuro de la nación caribeña.

“¿Estados Unidos está negociando con Maduro? NO. Maduro quiere una negociación secreta con el Gobierno de Estados Unidos, pero apoyamos a Juan Guaidó como presidente interino”, ha escrito Kozak en su cuenta oficial de Twitter.

Kozak aprovechó para insistir en el Marco para la Transición Democrática en Venezuela que propone la Casa Blanca, que consiste en que tanto Maduro como Guaidó se aparten para conformar un gobierno interino que guíe al país hacia unas elecciones presidenciales y parlamentarias “libres” en el plazo de seis a doce meses.



La hoja de ruta de Estados Unidos plantea que ambos puedan presentarse a dichas elecciones, si bien el secretario de Estado, Mike Pompeo, se ha mostrado seguro de que Maduro “no volverá a gobernar” porque Guaidó es “el político más popular de Venezuela”.

El plan estadounidense recoge en realidad la propuesta que la delegación opositora hizo al régimen de Nicolás Maduro durante el último diálogo político de Venezuela, celebrado el año pasado entre Oslo y Barbados.


Maduro ya ha rechazado la idea de Washington, si bien ha vuelto a ofrecer un diálogo con toda la oposición -la minoritaria con la que ya dialoga y la mayoritaria de Guaidó- para pactar soluciones ante la pandemia de coronavirus.

Guaidó, que se ha negado a volver a la mesa de negociaciones, ha subrayado que el plan estadounidense no se dirige exclusivamente a Maduro, sino al conjunto del chavismo, buscando así fisuras internas.

Al mismo tiempo, Estados Unidos ha imputado a Maduro y otros 14 chavistas por su presunta connivencia con la extinta guerrilla colombiana de las FARC para “inundar” de cocaína la potencia norteamericana durante las últimas décadas.

Washington ha reactivado así su ofensiva judicial y diplomática para propiciar la salida de Maduro de Miraflores en un momento especialmente delicado para Venezuela porque, según denuncia la oposición, el coronavirus podría provocar una “catástrofe” en el país por la crisis humanitaria que arrastra desde hace años.

(Con información de Europa Press)

infobae