https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Citigroup reduce el beneficio a la mitad al apartar fondos para cubrir la morosidad

Citigroup Inc (NYSE:C) comunicó el miércoles una caída del 46% en sus ganancias trimestrales, ya que el banco apartó casi 5.000 millones de dólares para prepararse para la previsible avalancha de préstamos fallidos debido a la virtual paralización de la actividad económica causada por la pandemia del coronavirus.
El brote del nuevo coronavirus ha paralizado temporalmente la actividad empresarial en todo el mundo, ha dejado a millones de personas sin trabajo solo en Estados Unidos y es de prever que cause la recesión más profunda de la que se tiene memoria.
Citigroup, el más global de los bancos estadounidenses, contabilizó un desembolso de 4.890 millones de dólares para aumentar sus reservas frente a la morosidad prevista en los créditos, principalmente de sus tarjetas de crédito, debido al aumento del desempleo.
Las entidades crediticias con mayor exposición a préstamos no garantizados, como las tarjetas de crédito, están más expuestas a este tipo de ajustes drásticos en el valor de sus activos, ya que la morosidad en las tarjetas de crédito ha aumentado históricamente al mismo ritmo que el desempleo.
JPMorgan Chase & Co (NYSE:JPM) dijo el martes que sus beneficios se redujeron en más de dos tercios respecto al año anterior, tras provisionar 7.000 millones de dólares para préstamos incobrables, la mitad de los cuales eran para tarjetas de crédito.
Citigroup se ha apoyado en su negocio norteamericano de tarjetas para generar la mayor parte de sus ingresos en banca de consumo. El negocio continuó entregando en el trimestre, creciendo un 7% en un volumen mayor.
El deterioro en el beneficio contrasta con un incremento de los ingresos mayor del esperado debido a un aumento de las comisiones, ya que las mesas de intermediación financiera tuvieron una evolución favorable en los turbulentos mercados de febrero y marzo. Los ingresos por intermediación en renta variable y renta fija aumentaron un 39% cada uno con respecto al año anterior.
Los ingresos totales ascendieron a 20.730 millones de dólares, superando la previsión de Wall Street, que se situaba en 19.000 millones de dólares, según datos de Refinitiv.


reuters