https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Citi: Cómo un análisis de sangre puede salvar la economía global

 “La crisis de COVID-19 ha llevado a un cierre extraordinario de la economía global, algo que parecía inconcebible hace solo unos meses”. Así comienza el último informe de Citi, que advierte que “los gobiernos han tenido que emitir órdenes de quedarse en casa para 'aplanar la curva', lo que salva vidas pero corre el riesgo de hundir a la economía en una recesión”.
Los gobiernos pueden “trabajar rápido la ‘inmunidad colectiva’ para acortar la duración de la crisis y mantener la economía en marcha, pero corren el riesgo de sufrir bajas masivas”.
“Fue una elección difícil y, al final, la mayoría de los políticos optaron por la ruta ‘aplanar la curva’ para salvar vidas. Ahora que hemos apagado las luces de la economía, ¿cómo activamos el interruptor y lo volvemos a encender? ¿Cómo pasamos de estar en casa y encerrarnos a volver a trabajar sin propagar el virus nuevamente?”, se pregunta Citi.
Una estrategia es identificar a las personas que no son contagiosas para que puedan volver a trabajar de manera segura y participar en actividades sociales. “Ha sido difícil evaluar a las personas para detectar SAR-CoV19 (el virus que causa COVID-19) para ver si tienen el virus, ya que existe un suministro limitado de kits de prueba, los resultados no son inmediatos y la prueba debe ser realizada por un profesional de la salud”, apunta la entidad.
Otra estrategia es ver si una persona ha desarrollado una inmunidad al virus mediante la prueba de la presencia de un anticuerpo en su sangre, dice el informe de Citi. “Esto se puede hacer mediante kits de prueba que analizan una gota de sangre y se pueden administrar en hospitales, farmacias o en el hogar de un paciente. Estos kits de prueba ofrecen resultados en 15 minutos, son económicos y se escalan fácilmente. Creemos que las pruebas de anticuerpos serán la clave para que la economía vuelva a funcionar”, afirma.
“Anticipamos que habrá suficiente volumen de kits de prueba disponibles en EE.UU. para evaluar el 60% de la población en edad laboral a fines de abril y el 95% a fines de mayo. Por lo tanto, estimamos que 90 millones de trabajadores de EE.UU. podrían regresar a su lugar de trabajo a mediados de mayo, estabilizando la economía y, con suerte, evitando consecuencias económicas negativas adicionales como una recesión o depresión prolongadas”, avanza Citi.
“Aunque habrá desafíos para que los trabajadores vuelvan al trabajo, hay beneficios significativos para el PIB mundial para identificar a las personas no contagiosas”, afirma el estudio.
“Usando escenarios basados ​​en el coste para el crecimiento del PIB global del distanciamiento social y la interrupción del trabajo, descubrimos que si se identifica efectivamente a los trabajadores no contagiosos, la contracción del PIB global podría pasar de una contracción del 7% (que supone un colapso del 100% de la actividad social nacional e internacional) a una contracción de solo el 2% del PIB mundial (suponiendo una reducción del 30% en la actividad social nacional e internacional)”, concluye el informe.


investing