https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CARTA ABIERTA DEL SECTOR QUÍMICO y PETROQUÍMICO DE LA ARGENTINA




El sector como industria esencial para combatir la Pandemia Coronavirus (COVID-19)


Dado el avance de la pandemia COVID-19, la Cámara de la Industria Química y Petroquímica Argentina (CIQyP®) está preocupada por la situación que está atravesando el mundo y especialmente la Argentina. Consciente de su responsabilidad en el soporte y construcción de soluciones para prevenir la propagación del coronavirus, el sector químico y petroquímico está comprometido activamente con la industria en general, los gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos relacionados, y pone todos sus esfuerzos para garantizar la producción de las “materias primas y suministros” necesarios en el mercado y así atenuar las pérdidas en la economía nacional derivadas de la lucha contra este virus.

 

La industria química es un proveedor estratégico y necesario para la vida. Está presente tanto en la producción de agua para consumo humano y de alimentos como en la mayoría de los productos aplicados al sector de la sanidad. Sin la industria química y petroquímica, no es posible fabricar envases, desinfectantes, equipos de protección personal contra el COVID-19 y todas las mercancías consideradas insumos esenciales. Si uno mira a su alrededor, el 96% de las cosas estará vinculado a la industria química y petroquímica., esto quiere decir que de 100 cosas que uno ve, sólo 4 no pasaron a través de nuestra industria. La química y petroquímica está en todo, aportando de manera contundente bienestar y calidad de vida a la humanidad.

En consecuencia, todas las empresas del sector han estado y continúan trabajando para mantener el funcionamiento de sus plantas en capacidades posibles, de acuerdo con las reglamentaciones vigentes, así como en el flujo de entrega de sus productos a sus proveedores y clientes. Cabe recordar que estas plantas operan en un proceso continuo y de manera ininterrumpida. Cualquier parada abrupta puede presentar riesgos para la seguridad de las instalaciones, de las personas y el medio ambiente. Asimismo, una parada no planificada puede representar varios días de pérdidas de producción de estos insumos esenciales y un equipo de trabajo de profesionales a disposición. Por lo tanto, existe una necesidad indiscutible de preservar la producción y la red logística de manera de poder suministrar los insumos esenciales para la población a fin de evitar una escasez que, a su vez, podría traer impactos para combatir el COVID-19, además de pérdidas incalculables para la economía.

El sector ha comprendido la complejidad de esta situación, por lo cual reiteramos el compromiso de la industria química y petroquímica y creemos que es extremadamente importante que se siga considerando al sector para combatir la pandemia COVID-19 y sus consecuencias.

Alineados a la estrategia del Gobierno Nacional encabezada por el presidente Alberto Fernández, nos ponemos a disposición hoy más que nunca, por medio de un diálogo coordinado y abierto con nuestra participación dentro de los canales de gestión de crisis que facilite la toma de decisiones conjuntamente entre los sectores público y privado, que representan a toda la cadena de valor de estos bienes esenciales. Creemos que la unidad y el compromiso de la industria química y petroquímica es la mejor receta para vencer la adversidad.