https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

María Eugenia Vidal presentó su balance de gestión: aseguró que deja una provincia con menos deuda y menor déficit Escrito por Clarín

La gobernadora afirmó que Axel Kicillof recibirá una caja de $ 25 mil millones, lo que garantiza el pago de sueldos, jubilaciones y pensiones en diciembre. “No me voy con los bolsillos pesados”, sostuvo.

A solo una semana de dejar su cargo, la gobernadora María Eugenia Vidal ​presentó este martes el balance de su gestión al frente del distrito más grande del país, con el eje puesto en la situación económica. Para contrarrestar la idea planteada por su sucesor, Axel Kicillof, de que deja "tierra arrasada", la mandataria aseguró que la provincia de Buenos Aires tiene menor déficit, menos deuda y más caja que cuando la recibió en 2015.
Además, ​la mandataria dejó un claro mensaje de cara al liderazgo de Juntos por el Cambio, y si bien resaltó la figura de Mauricio Macri, advirtió que en los últimos años "hubo varios dirigentes que crecieron".
Acompañada por todo su gabinete, Vidal hizo un recorrido por los principales puntos de la gestión. “Pensamos este momento como lo que corresponde que hagamos como funcionarios públicos, que es decirles lo que hicimos y que quede todo registrado”, sostuvo en el inicio de su presentación.
Primero, destacó la recuperación del Fondo del Conurbano y su actualización, “un hecho histórico que le va a permitir a los bonaerenses estar mejor el año que viene”.
“Van a ser recursos que nosotros en cuatro años no tuvimos. Y lo más importante es que son recursos de coparticipación automática”, sostuvo. “Esto va a permitir garantizar el pago de sueldos, de pensiones, de jubilaciones, de insumos de hospitales, en el mes de diciembre”, afirmó.
Respecto al déficit fiscal, Vidal resaltó además que cuando asumió “era de 21 mil millones de pesos, ajustada a hoy sería el equivalente a 77 mil millones de pesos. Nosotros vamos a dejar un déficit de alrededor de 55 mil millones, menos de lo que recibimos”.
También habló de la deuda externa, una de las mayores críticas que recibió durante su gestión desde la oposición. “Cuando llegamos a la gestión, la deuda registrada era de 9.300 millones de dólares. Pero a medida que fueron pasando las semanas fuimos encontrando expedientes que revelaron que había una deuda no registrada equivalente a 1800 millones de dólares. La deuda que vamos a dejar al 10 de diciembre es de 11 mil millones de dólares, 200 millones de dólares menos”, aseveró.
Vidal también resaltó que en los cuatro años de su gestión hubo una reducción de impuestos al sector productivo: "Tanto en 2018 como en 2019 bajamos las alícuotas de ingresos brutos al sector productivo y le devolvimos 35 mil millones de pesos", contó.
Además, resaltó que el Banco Provincia "recuperó su rol de banco público y está más cerca de la gente".
Y también hizo un fuerte hincapié en la cantidad de obras de infraestructura que llevó adelante. "Hicimos obras en los 135 municipios con los 135 intendentes. Enviamos fondos a intendentes de todos los colores políticos para que hagan escuelas, salitas de atención primaria, rutas. E hicimos 300 obras contra inundaciones en 102 municipios", subrayó.
Al ser consultada sobre los dichos de Kicillof, de que recibía "tierra arrasada", Vidal evitó responderle y eligió resaltar la transición que llevaron adelante con los equipos del Frente de Todos.
Lo que deja y lo que viene en política
Entre otras cosas, Vidal dijo que antes de dejar el gobierno, presentarán la declaración jurada de cierre. "Les vamos a decir no sólo con qué llegó cada uno, sino con qué nos vamos".
Así, reveló con qué bienes asumió la gobernación y cómo deja la gestión. "Me voy a ir de la provincia con un departamento que compré con mi media casa y mi medio auto, una deuda hipotecaria de 10 años para pagar ese departamento y ahorros más bajos a valor dólar de los que declaré en 2015. No me voy con el bolsillo pesado, pero me voy con la convicción y la tranquilidad de haber dado lo mejor de mí y de que los bonaerenses lo saben".
"Tenemos la tranquilidad del que deja la cancha habiendo jugado todo el partido sin guardarse nada. Habiendo dado todo de nosotros mismos", agregó la todavía gobernadora.
Al analizar el futuro de Juntos por el Cambio, Vidal le dejó un mensaje a Macri. "Cambiemos desde su inicio fue la suma de liderazgos generosos. No hubiera sido posible sin tres personas muy generosas, Macri, Carrió y Sanz. Ese es el desafío que Cambiemos tiene por delante: volver a ser una alternativa a nivel nacional y provincial. Y ahí es más importante que todos seamos parte. Hay otros líderes que crecieron en estos últimos años. Es momento de generosidad, unidad. Que no quiere hoy que definamos un liderazgo", afirmó.
Además, evitó polemizar con Emilio Monzó, quien afirmó que el Gobierno terminó siendo "un gobierno de obsecuentes", aunque advirtió Vidal que "todavía no ha habido tiempo de darnos un verdadero debate interno en Cambiemos".
Por último, ratificó que, luego de un tiempo de descanso con sus hijos, volverá a trabajar en el sector privado: "Vivo de mi suelo, estoy analizando algunas propuestas", aseveró.