https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alberto Fernández, en México: "A Cristina la salvaron los fueros y el peronismo"

Pidió por la unidad del continente latinoamericano; exigió la liberación de Lula da Silva y dijo que Cristina Kirchner es "víctima" de una persecución política
El presidente electo, Alberto Fernández -que continúa en México hasta este miércoles por la noche- participó de una conferencia magistral para estudiantes e invitados especiales en el antiguo colegio de San Ildefonso, en la capital de ese país, donde fue convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). " Cristina Kirchner es víctima de un sistema judicial que articularon para perseguir a los líderes populares", opinó.
"Lula [da Silva] quizás esté preso porque consiguió que más de la mitad de los brasileños sean parte de la clase media. Hasta entonces predominaba la pobreza y un sector muy chiquito concentraba la riqueza. A Cristina la salvaron una serie de cosas: no pudieron avanzar porque las pruebas eran inexistentes, porque el pueblo la eligió y le dio fueros y porque detrás estaba el peronismo", dijo sobre los procesos judiciales de la expresidenta.
"Voy a trabajar incansablemente en unir América Latina en un solo continente"
Fernández aconsejó a los presentes: "No miren al norte, miren a Europa, debemos estar unidos en economías regionales. Voy a trabajar incansablemente en unir América Latina en un solo continente. Sé que no estoy solo". Y acusó: "En este tiempo nos han dividido y en la división, alguien se aprovechó de nosotros".
Aplaudido por todo el auditorio, elogió al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. "México miró mucho tiempo el norte, hasta que un día llegó Andrés Manuel López Obrador. La primera bocanada de aire fresco que hubo en América Latina fue su triunfo", dijo, desde el Anfiteatro Simón Bolívar: una sala de teatro de estilo colonial, donde nació el muralismo mexicano a cargo de un grupo de artistas liderado por Diego Rivera.
"Lula libre, no nos olvidemos"
Asimismo, el presidente electo dio detalles de su encuentro con Rafael Correa, y contó que recordaron la "época progresista en el continente". "En aquel tiempo toda América Latina entró en un ritmo de progreso muy grande, todos los países crecieron. El mayor crecimiento fue que la sociedad se igualó porque todos los gobiernos trabajaron para eso", dijo, luego de enumerar a los principales líderes populistas. Y exclamó: "Lula libre, no nos olvidemos".
Fernández también se refirió a la crisis social y económica que se vive en Chile. "Me hablaban del 'milagro chileno' y yo les respondía que el único 'milagro' era que la gente no reaccionaba", contó.
"Tuvimos un tiempo en donde el continente tenía una lógica de desarrollo donde se priorizaba a los que menos tenían. A los poderosos no les fue tan mal. Pero, por razones que nunca entiendo, es como que les molestaba que los pobres dejen de ser pobres y que los que no tienen derechos, los tengan", dijo Fernández.
"Que ellos se queden con la grieta, yo me quedo con el futuro"
"Muchas veces, la pérdida de esos derechos y el trato desigualitario conduce a reacciones, algunas las vemos estos días en Ecuador y en Chile", continuó. En esta línea, concluyó: "Debemos terminar con la desigualdad en el continente y devolverles la felicidad a los que viven allí". Más adelante, lanzó: "Desde el 10 de diciembre los poderosos van a ser el pueblo argentino".
Sobre el final de la charla, en un bloque de preguntas que se abrió a los asistentes, Fernández apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri y lo tildó de ser el responsable de que los argentinos "se peleen" entre ellos. "Que ellos se queden con la grieta, yo me quedo con el futuro", dijo. Y disparó: "El mayor problema es ser neoliberal e inmoral, porque esa combinación desastrosa deja 5 millones de pobres".
Además, Fernández volvió a referirse a la importancia de la educación y el empleo para los jóvenes, y destacó que ellos "son la consciencia crítica de las sociedades". Así que pidió: "Cuando vean la injusticia, pónganse de pie y reclamen. Cuando vean que no estoy cumpliendo lo que dije, salgan a la calle y recuérdenmelo. Hagan eso en toda Latinoamérica y así Latinoamérica va a estar mejor".
"Le pedí a la Argentina que dejara de ser hipócrita y dejara de castigar el aborto"

En la ronda de preguntas una de las jóvenes presentes le preguntó por sus políticas y su postura en torno al aborto. "En la Argentina ha habido mucho tiempo de demandas sociales, pero de todas las demandas que se han visto en estos años la que más nos ha impactado han sido las de las mujeres", comenzó Fernández.
Y siguió: "No me siento un machista ni un machirulo, como diría Cristina, pero me sorprendió que muchas demandas eran ciertas y yo no las tenía registradas. Sos mexicana y no escuchaste la campaña, pero a lo largo de toda la campaña le pedí a la Argentina que dejara de ser hipócrita y dejara de castigar el aborto, porque el aborto es parte de la hipocresía argentina".
Entonces, el presidente electo dijo: "Yo no soy un hipócrita, toda mi vida enseñé que el aborto no debe ser un delito. No me cuesta decirlo, es lo que siempre he creído. El aborto es un problema de salud pública. Casi en soledad plantee el tema, cuando tenía candidatos que me acusaban con ser amigo de Satanás por decir esto. Los derechos de las mujeres van mucho más del aborto".
Además, le consultaron por el conflicto en torno a las Islas Malvinas, y respondió: "Las Malvinas son parte de Latinoamérica. Es cierto que perdimos una guerra, pero perder una guerra no quita la genuina soberanía que tiene la Argentina sobre las Islas Malvinas, y yo siempre voy a reclamar por la soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas".