https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Sobre la Argentina que viene: ''Poco narcisismo, poco egocentrismo y más negociación''

El país se prepara para un mapa político muy distinto a lo que esta habituado y en la editorial de ''Odisea Argentina'' (LN+), Carlos Pagni analizó el futuro político del país tras las elecciones. ''No es un mundo blanco y negro. Esto va a demandar de quienes operan en la escena una enorme capacidad de negociación interna y externa''.


Carlos Pagni abrió una nueva edición de Odisea Argentina y realizó su habitual comentario editorial de apertura. Esta vez, el tema a tratar fueron las elecciones del domingo. Su análisis se centró en lo fragmentado que queda tanto el futuro oficialismo encabezado por Alberto Fernández Cristina Kirchner como la futura oposición encabezada por Mauricio Macri
''La democracia parece organizarse en dos fuerzas que no son dos partidos, son dos coaliciones que cada una incluye liderazgos muy distintos y características muy distintas. Ninguno de los dos tiene hacia a dentro ni respecto del otro, todo el poder'', dijo Pagni respecto al panorama dentro de cada coalición''Este mundo de matices parece estar en contradicción con un discurso político y un movimiento del electorado que se ha movido en términos de repudio al otro. Fernández convocó a la gente que le dio la victoria bajo la bandera 'sacar a Macri y a su política económica del poder' mientras que Macri convocó a su electorado con una bandera que no supone la adhesión a su política sino a 'que no vuelva el Kirchnerismo''', indicó.

''Cristina Kirchner sigue siendo una figura más que determinante en el electorado provincial y esto se nota en el festejo donde aparecía Fernández como una especie de invitado''
señaló. Luego, analizó el resultado de las elecciones y el sector que le dio la victoria al Frente de Todos''Alberto Fernández hizo una elección muy parecida a las primarias. Le hubiese convenido llegar a ésta sin la existencia de las PASO para que el impacto de su elección hubiese sido el mismo'', dijo respecto al presidente electo. ''Entre Fernández y Macri hubo una diferencia de 2 millones de votos donde 1.600 millones los obtuvo sólo del conurbano bonaerense'', agregó.
Respecto al futuro político dentro del Frente de Todos, según Pagni se vienen tiempos de negociación. ''Muchos gobernadores cercanos a Fernández, como Manzur, usaron uno de los aviones provinciales para asistir al evento y les dijeron que no podían subir al escenario por orden de Cristina. Tal vez Cristina identifica que en las alianzas entre esos gobernadores y Fernández hay alguna especie de restricción a su poder''.
En relación a la elección de Mauricio Macri y al futuro de su coalición dijo: ''Es evidente que el liderazgo de Macri dentro de Cambiemos parece despejarse: sale del poder en una situación mucho mejor de la que podría preverse, mejoró su imagen y aquellos que podrían sacarle la figura de líder del PRO van a estar ocupados en la administración''. ''¿Cornejo va a preferir seguir siendo presidente de la UCR o va a querer disputar la conducción de la coalición?'', planteó.
Casi en el cierre, el periodista habló sobre el futuro de la Provincia de Buenos Aires. ''Kicillof es un hombre nuevo para la política dado que viene de un cargo técnico como es ser Ministro de Economía. Un hombre que no es de Alberto ni de La Cámpora. Mucho más afiliado a Cristina y eso se notó en su discurso''. ''Kicillof debe atento a una morfología del conurbano que no le obedece directamente a Cristina y hay que ver si Alberto no quiere tener una relación directa con estos caudillos ¿Va a haber un conurbano albertofernandista?'', agregó. 
También, se refirió a la figura de Maria Eugenia Vidal y su rol en la política de la provincia. ''El senado de la provincia está dominado por Cambiemos, centralmente por Vidal que va a seguir haciendo política en Buenos Aires y algunos ya la están imaginando como primera candidata a diputada en el 2021. Kicillof va a tener que negociar con ella''.
''Vamos a una experiencia rara para la Argentina que demanda destrezas y virtudes que los políticos argentinos normalmente no tienen: poco narcisismo, poco egocentrismo y más negociación. Es un poder fragmentado el que tienen Fernández, Cristina y Kicillof. Y Macri vuelve a reinar en cambiemos pero viene de sacarlos del poder. Los políticos tienen que aprender a caminar en una cuerda floja porque Argentina se convirtió en un país de equilibristas'', cerró.


urgente24