https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La causa penal del Correo llegó a la Corte Suprema

La Cámara Federal de Casación admitió los recursos presentados por las defensas, y ahora el caso quedará en la instancia más alta de la Justicia.
La Cámara Federal de Casación remitió a la Corte Suprema de Justicia los planteos interpuestos por las defensas de los imputados en la causa penal por la deuda del Correo, que intentan frenar el avance de la investigación y cerrar el caso, al sostener que no hay delito.
La Sala IV de Casación, en fallo dividido, admitió los últimos recursos de las defensas de quien presidía Correo Argentino, Jaime Cibils Robirosa, su abogado Jaime Leonardo Kleidermacher, del ex funcionario del ministerio de Comunicaciones, Juan Manuel Mocoroa, quienes realizaron diversos pedidos tendientes a cerrar el caso por inexistencia de delito y a anular los pedidos de indagatorias.
La Corte deberá decidir si frena el avance de la investigación, al dar lugar a los pedidos de “excepción de falta de acción”, que apuntan a cerrar el caso.
En agosto de este año la Cámara Federal rechazó los planteos tendientes a cerrar la causa penal que investiga supuestos delitos en el acuerdo, calificado de abusivo por una fiscal, entre la empresa Correo Argentino y el Estado por el pago de una deuda millonaria. En tanto ratificó las indagatorias a los imputados, entre ellos al ministro Oscar Aguad.
Las defensas apelaron esas resoluciones y ahora Casación resolvió admitir los recursos extraordinarios para que la Corte se avoque al tratamiento de los planteos denominados “excepción de falta de acción”, que apuntan a cerrar el caso.
Los camaristas Mariano Borinsky y Javier Carbajo se pronunciaron por admitir el recurso.
La Cámara Federal de Casación Penal admitió los recursos extraordinarios que pidieron las defensas del subsecretario de Comunicaciones, Juan Manuel Mocoroa; el presidente de Correo Argentino SA, Jaime Cibils Robirosa, y el abogado de la compañía, Jaime Kleidermacher. En la causa también está imputado el ministro de Defensa, Oscar Aguad; quienes sostienen que en el caso no hay delito.
“Si bien no se dirigen contra una sentencia definitiva, en sus impugnaciones las partes han fundamentado que la sentencia puesta en crisis resulta equiparable a tal en virtud de que sus consecuencias pueden llegar a afectar el derecho federal invocado, acarreando un perjuicio de imposible o tardía reparación ulterior”, advirtieron al enviar el caso a la Corte.
En disidencia, Gustavo Hornos, opinó que los recursos deben ser desestimados.
Las defensas había planteado lo que se conoce como excepción de falta de acción por la inexistencia de delito en la causa, donde se investiga a representantes de la empresa Correo Argentino SA y del Ministerio de Comunicaciones, por una propuesta de acuerdo originalmente aceptada ante la justicia comercial , y que fue calificada de abusiva por una fiscal en el marco del concurso preventivo de la firma mencionada.
El juez Lijo, de acuerdo al fiscal Gerardo Pollicita, había rechazado los planteos y ratificó un accionar irregular por parte los representantes del Estado dirigido a beneficiar a una empresa privada en perjuicio de intereses públicos.
Lijo ya indagó a Aguad y al resto de los imputados, pero aún no resolvió su situación procesal.