https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CFK en La Matanza: macumba, Coca-Cola, y el control que se viene con el cuarto gobierno

La candidata a vicepresidente por el Frente de Todos, Cristina Fernández, pisó la tierra que fue el bastión clave en las PASO con un acto en el partido bonaerense de La Matanza como parte de su gira presentando el libro “Sinceramente”.

En el Patio de las Américas, dentro del predio de la Universidad de La Matanza, insistió con que “la Argentina que viene será difícil y compleja” y destacó que su compañero de fórmula Alberto Fernández “es una persona de mucho diálogo, de conciliar”.

“Yo quiero que los sectores que más se beneficiaron le presten un poco de atención a los que apenas pueden sobrevivir. Esto es la etapa que viene”, expresó la ex presidente en el acto a 36 días de las elecciones.

En su exposición de algo más de una hora, la senadora criticó en varias oportunidades al gobierno de Mauricio Macri, especialmente por el endeudamiento del país y habló sobre un nuevo punto final.

“No puede ser que siempre estemos discutiendo lo mismo”. “¿Cómo pude ser que con una población de grandes recursos humanos estemos siempre en la misma situación? Tenemos que sentarnos y poner un punto final al endeudamiento. Tengo el registro de Raúl Alfonsín que le puso un punto final a los golpes de Estado. Este gobierno tiene que ponerle un punto final al endeudamiento y que nunca más nos vuelvan a endeudar”, argumentó.

En ese sentido, consideró: “No me parece justo que todos los argentinos paguen el endeudamiento con el mismo esfuerzo y eso lo vamos a tener que discutir”.

Ante ello, se preguntó “¿Dónde está la plata que prestó el Fondo?” y sobre el préstamo del Fondo Monetario Internacional manifestó que “hay que ver y analizar seriamente y en términos institucionales”.

Fernández también aseguró que el país “necesita políticas que le devuelvan a la gente el trabajo porque es, como siempre, la clave organizadora social y económica de la familia”.

En esa línea, recordó un acto en el que el expresidente Néstor Kirchner visitó La Matanza para inaugurar una planta de distribución de Coca Cola. “Se vendía Coca Cola a morir. Éstos la fundieron. Tenés que ser horrible para fundir Coca Cola”, dijo con ironía sobre el actual gobierno.

En otro tramo de su presentación, Cristina Kirchner se refirió al aumento de las tarifas de los servicios públicos y a las empresas concesionarias: “Hubo rentabilidades brutales. En dos años la empresa que brinda servicio eléctrico en la provincia tuvo USD 345 millones de ganancias. Si vos vendés iPhone, un invento que quiere todo el mundo, está bien que tengas esa ganancia. Pero cómo podés tener USD 345 millones de ganancia en un servicio que es público y además es monopólico”.

“No pueden aplicarse las reglas del mercado a un servicio público y encima monopólico. No es sensato. Esto también habrá que discutirlo”, agregó.

“Creo que vamos a iniciar una etapa política diferente, porque Alberto (Fernández) es un hombre de mucho diálogo, es una persona capaz de hablar y conciliar muchas veces con aquellos sectores más poderosos, que también deben mirar al que no tiene nada”, expresó.

Sobre la inflación, afirmó que quedó claro que el problema no era la emisión monetaria y planteó la necesidad de discutir la formación de precios. “Tenemos que ir a la formación de precios y a la dolarización de la economía. Y a los márgenes de ganancia también, sobre los alimentos y todo aquello que constituye primera necesidad para la gente”, detalló.

La ex Presidente también se refirió al cruce con Macri por el traspaso de mando y a un malentendido en torno al bastón presidencial: “El año pasado un amigo cumplía 25 años de casado. Fue a verlo a Pallarols para que le hiciera una rosa de plata y él le contó que lo fueron a ver de la Presidencia, le dijeron que no querían recibir el bastón porque me lo había prestado a mí para que le hiciera una macumba”.

“Cuando decían que yo no había querido entregarle el bastón, ahora dicen que yo le había hecho una macumba. Todo esto corrobora la locura que significó el traspaso de poder. Todos me preguntaban por qué no quise entregar el bastón. Querían que fuera a la Casa de Gobierno y yo decía que correspondía ir ante la asamblea del pueblo. La verdad que no me gustó nada que él ganara las elecciones. Y tan equivocada no estaba. Después me di cuenta por qué no querían hacer el traspaso. Quiero ver qué van a hacer ahora”, detalló.

En el acto estuvieron intendentes peronistas bonaerenses, la fórmula para la gobernación Axel Kicillof y Verónica Magario, y el candidato a intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, quienes saludaron a la multitud que colmó el playón de ingreso de la universidad del distrito más populoso del conurbano, donde el peronismo tiene un fuerte apoyo.

Tras su acto en La Matanza, la ex mandataria presentará el próximo sábado su libro en Salta, y el 14 de octubre encabezará otra charla de presentación en El Calafate, Santa Cruz. En tanto, el 17 de octubre recordará el Día de la Lealtad junto al peronismo pampeano.



eleconomista