https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Caen por fraude las acciones de fondo que litiga contra Argentina

La firma de litigios y gestión de riesgos Burford Capital retrocede este miércoles un 46% en la bolsa de Londres después de que se publicara un informe de Muddy Waters Research en el que se acusa a la compañía de fraude contable al tergiversar sus resultados.
En concreto, cuestiona la contabilidad de la empresa al decir que manipuló “notoriamente su rendimiento del capital invertido y la tasa interna de rendimiento, así como el estado de su negocio en general”. “Es una tormenta perfecta para un fiasco contable”, declara el informe de Muddy.
El fondo buitre Burford Capital, que hoy pierde en la bolsa de Londres, es el mismo que compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi, tras la expropiación de YPF.
La firma estadounidense calificó al negocio de Burford de “pobre disfrazado de grande”. “Corteja a los inversores” con métricas que “no tienen sentido”.
“Están muy manipulados y engañan mucho a los inversores sobre sus rendimientos reales. Hemos identificado varias técnicas a través de las cuales manipula sus métricas para crear lo que creemos que es una imagen atrozmente engañosa de sus retornos de inversión“.
Explica que entre las “técnicas de manipulación” se encuentran el categorizar una pérdida como una ganancia o retrasar el reconocimiento de una pérdida de prueba por dos años. A lo que añade que Burford es “posiblemente insolvente” y se encuentra “en alto riesgo de sufrir una crisis de liquidez”.
Por su parte, Burford considera el informe de Muddy Waters un “ataque” y defendió la integridad de sus resultados financieros, auditados por EY desde 2010, asegurando que su “posición de efectivo y acceso a liquidez es fuerte”.
“Muddy Waters no contactó a Burford y no tuvo la oportunidad de revisar sus documentos. Estudiaremos su informe en detalle y responderemos lo más rápido posible”, afirma la empresa.
Además, acusa a Muddy, a partir de su informe, de ser la causante de su desplome bursátil.
“Existe una línea clara entre los comentarios apropiados y la manipulación del mercado y Burford está investigando, con la ayuda de expertos del mercado y un abogado con experiencia en litigios externos, las actividades del mercado y tomaremos las medidas legales apropiadas si descubrimos una mala conducta procesable”. El martes, sus títulos se dejaron un 20%.
El fondo de cobertura de EEUU, que está encabezado por el vendedor Carson Block, admitió que Muddy Waters tiene nuevas posiciones cortas. “Burford, como las acciones más especulativas, atrae a los jugadores con poca fe en las perspectivas a largo plazo de las compañías”.
Invesco sigue siendo el mayor accionista de Burford con cerca del 14% de sus acciones.
Bolsamanía