https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tengan cuidado con estas palabras..."Dinámica Contraintuitiva"

“Los inversores están interpretando las malas noticias como si fueran buenas, y las buenas como malas. Esta es la narrativa actual de los mercados de valores”, comentaba esta tarde el analista William Watts, con toda la razón.
Hoy las bolsas europeas cotizaban con moderados descensos en los primeros minutos de contratación, en una jornada en la que los inversores tenían la comparecencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso de los EE.UU., como el principal foco de atención del día.
Powell tenía previsto declarar ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el miércoles, una semana después de que el informe de empleo más fuerte de lo esperado de junio disminuyera las expectativas de que la Fed tomaría medidas rápidas y decisivas sobre las tasas de interés.
Y Powell habló, y lo que dijo fue que las incertidumbres continúan oscureciendo las perspectivas económicas, que existe un riesgo de que la inflación sea más persistente de lo que la Fed anticipa actualmente, que la inversión parece haber disminuido notablemente ante los temores comerciales, y que el crecimiento del gasto de los consumidores estadounidenses fue débil en los datos del primer trimestre.
¿Se tomó el mercado de valores mal estas negativas declaraciones económicas? Pues no, y el motivo es que también dijo: “La Fed actuará como sea apropiado para sostener el crecimiento económico de los Estados Unidos.”
La interpretación de los inversores fue inmediata: La Reserva Federal va a bajar los tipos de una manera más agresiva de lo esperado tras el buen dato de empleo del pasado viernes. Las compras en los mercados también fueron inmediatas.
Wall Street se giró al alza en preapertura, y tras los primeros minutos de contratación llevaba al S&P 500 por encima de los 3.000 puntos por primera vez en su historia. Las acciones europeas abandonaron las pérdidas, y se adentraron en terreno positivo, aunque de forma moderada.
Y es que estamos en la nueva versión de cuanto peor mejor. Malas noticias, como las que ha declarado Powell esta tarde, tienen un efecto positivo en las bolsas porque implica que la Fed seguirá bajando tipos. Buenas noticias como los datos de empleo de junio en EE.UU., tienen el efecto contrario porque aleja la bajada de tipos.
Más suben Ibex 35
BANCO SABADELL0,95€0,022,25%
ENCE ENERGIA3,88€0,082,11%
BANKIA2,11€0,041,98%
Caixabank2,58€0,041,70%
INTL. CONS. AIR5,00€0,071,50%
Más bajan Ibex 35
Mediaset Españ...6,12€-0,11-1,73%
ENAGAS19,21€-0,33-1,69%
CIE AUTOMOTIVE22,24€-0,34-1,51%
Inditex26,81€-0,38-1,40%
MERLIN PROP.12,43€-0,17-1,35%
La dinámica contraintuitiva, que hace que los inversionistas expresen su decepción por los datos económicos sólidos y la alegría por los números débiles, ha exasperado a algunos observadores del mercado, pero no es un fenómeno nuevo, señaló François Trahan, estratega de UBS, en una nota a los clientes.
"La emoción que los inversores están mostrando actualmente sobre la inminente flexibilización de la Fed es bastante típica", escribió Trahan. "De hecho, hubo períodos similares de entusiasmo de corta duración tanto en 2001 como en 2007, ya que los inversores comenzaron a centrarse en los próximos recortes de tasas".
Pero, como los inversores podrían recordar, ninguno de esos episodios se desarrolló como lo habían anticipado los alcistas del mercado, observó Trahan. Si bien los "incrementos de la tasa de interés" fueron una característica de la década de 1990, han demostrado ser de corta duración en los últimos 20 años, ya que las medidas de valoración del mercado, como la relación precio/ganancias, se expandieron temporalmente pero luego comenzaron a comprimirse. ante los débiles indicadores adelantados, dijo.
Eso coloca a la temporada de informes de ganancias del segundo trimestre, que comienza a principios de la próxima semana con los resultados de algunos pesos pesados bancarios, en el centro de atención. Trahan señaló que, a diferencia de la década de 1990, el llamado "Fed put" fue de poca utilidad en 2001 y 2007 cuando el crecimiento de las ganancias del índice S&P 500 cayó al 0%.
El objetivo metafórico de la Reserva Federal es una referencia a la creencia de que el banco central tomará medidas para reforzar los precios de los activos en caso de una recesión económica. Esto no siempre funciona.


capitalbolsa