https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Pese al pedido del Central, ninguno de los grandes bancos privados ofrece plazos fijos para no clientes

A dos meses de la puesta en marcha, solo las entidades públicas y las más chicas se subieron al sistema.
Desde el 2 de mayo los clientes de un banco tienen la posibilidad de hacer un plazo fijo en cualquier otra entidad financiera sin ser cliente. Solo con una transferencia bancaria.
La medida había sido anunciada por el Banco Central a principio de abril, como un incentivo más para que los bancos trasladaran a los usuarios las altas tasas de interés que les ofrecía la entidad monetaria (68%) y así poder captar pesos y quitar presión sobre el dólar, que para esa época había subido de $ 42 a casi $ 45 en 15 días. Y les dio un mes para adecuar su tecnología.
Ese jueves 2 de mayo, el Central puso online un cuadro en el que iba a ir subiendo todos los bancos con sus tasas para clientes y no clientes, para que los usuarios pudieran comparar. Pero a casi dos meses de anunciado el nuevo sistema, muchos casilleros de la tabla siguen vacíos.
Todos los bancos habilitaron a sus clientes la opción de llevar sus pesos a otra entidad, como fijaba la norma. Pero, como no estaban obligados a recibir plazos fijos de afuera, solo 20 bancos lo están haciendo.
De los 10 más grandes por depósitos, los únicos que están en esa lista son el Banco Nación (con 55 % es el que ofrece la tasa más alta del sistema), el Ciudad (48%) y el Credicoop (45%). No figuran ni el Santander, ni el BBVA, ni el Galicia, ni el Macro, ni el HSBC, ni el ICBC.
Los que informaron una opción para no clientes fueron el Hipotecario (50%), Piano (51,5%), el CMF (52,25%), Corrientes (50%), Formosa (50%), BICE (54%) y otras entidades chicas, con tasas que van de 47,75% a 53%.
Del otro lado de la ventanilla, los clientes sí mostraron interés. Hasta el miércoles, solo el Banco Nación logró atraer 49.026 plazos fijos de no clientes, por $ 9.778 millones.
¿Cuáles son las razones por las que los grandes bancos no están ofreciendo esta alternativa de inversión?
Casi todos dicen que están trabajando en el asunto. Que no es que no quieran, sino que no cuentan con la tecnología adecuada aún.
"El Banco Provincia acaba de firmar un convenio con el Renaper que nos va a permitir tener un proceso de autenticación de identidad, que entre otras funciones permite tener operativo el botón de acceso al plazo fijo para no clientes. Estimamos que en los próximos días lo podremos tener listo", aseguraron desde la entidad bonaerense.
"Estamos muy interesados en seguir captando depósitos, y estimamos tener el desarrollo este año. El tema es que venimos trabajando en otros proyectos y mejoras y necesitamos más tiempo", indican desde el HSBC.
En el ICBC también aseguran que estará listo este año. "Es más complejo de implementar que para clientes propios pero lo estamos desarrollando, a la vez que estamos implementando otros productos (algunos regulatorios, como el cheque electrónico)", afirman.
Desde el Banco Central dicen que con la medida buscaban más competencia y que las entidades trasladaran la tasa de política monetaria a los clientes. Y que eso se logró. "Lo que queremos es que el ahorrista tenga retorno positivo en pesos", señalan.
"Creo que los bancos grandes tienen una base muy amplia de clientes y lo que hacen normalmente -cuando la tesorería dice 'necesitamos plata'- es actuar sobre esa base de clientes. Le tocan un poco la tasa y con 2 millones de clientes, ya mueven la aguja. Para los bancos chicos, en cambio, esto fue una bendición. No tienen que hacer acciones comerciales o abrir sucursales, lo que es muy caro, para poder tener un cliente que les deje sus depósitos", asegura José Bano, de Invertironline.
El analista cree que los bancos con más depósitos no ganan nada mostrando en el cuadro del Central una tasa que no es atractiva. Y tampoco ganan subiendo la tasa para captar a otros clientes porque tienen que aumentarla para los propios (a los que pagan entre 39% y 45%), lo que les resulta muy caro o poco conveniente.
 
Fuente: Clarín