https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Vuelve el tono rosado a los mercados...¿nos lo creemos?

Alzas en el primer día del segundo trimestre en las bolsas europeas, después de un primer trimestre especialmente brillante para los activos de riesgo en los principales mercados del mundo (Wall Street registró el mejor primer trimestre desde 1998, y las bolsas europeas subieron cerca del 12% en promedio). El sector bancario ha liderados las subidas tanto en Europa como en España.

“El mercado sigue dirigido por 3 factores principales: Negociaciones chino-americanas, Brexit y tono de la macro europea (aunque también hay otros asuntos menores). Ninguno de los desenlaces más probables a estos 3 factores hará ya un daño relevante al mercado. Eso significa que las bolsas deberían continuar bien soportadas. En el peor de los casos perderían algo de solidez", afirmaban los analistas de Bankinter en apertura.
En la jornada de hoy ha tenido especial relevancia el buen dato PMI manufacturero en China, que registraba la mejor lectura en los últimos seis meses. Aunque algunos analistas, como Paul Donovan de UBS, piensan que estos datos adelantados no son ahora fiables, el hecho es que a los inversores les ha gustado esta recuperación del sector manufacturero en China, que posiblemente antecede a un acuerdo comercial con EE.UU.
En Europa también se conocían importantes datos macro, como el PMI manufacturero de la eurozona en marzo que, a diferencia de China, registraba el peor mes en casi seis años (47,5 frente 47,6 esperado). Sin embargo, esto no pareció importarles a los inversores del viejo continente, que desde primera hora se lanzaban al mercado de acciones a tomar posiciones. El Eurostoxx 50 abría con una subida de siete décimas porcentuales, mientras que el Ibex subía un 0,75%.

A las 10:30 se publicaba un dato que sorprendió al mercado: El PMI manufacturero del Reino Unido en marzo. El dato fue de 55,1 frente 51,2 esperado. Una segunda lectura del dato demostró que el incremento de inventarios de las compañías para los preparativos sobre el Brexit condicionó mucho el PMI. De cualquier forma, se consideró positivo tanto para la libra como para la renta variable. En esos momentos, los futuros de Wall Street cotizaban con alzas cercanas al 0,75% en sus principales indicadores. Subirías que confirmarían posteriormente en los primeros minutos de contratación.Tras la primera hora de negociación conocíamos la tasa mensual de desempleo en Italia en febrero que se situaba en el 10,7% frente el 10,5% esperado. En esos momentos el Eurostoxx 50 subía un 0,90%, mientras que el Ibex 35 subía un 0,58%.
Poco después se publicaba el dato de IPC de la eurozona en marzo que se ajustaba a las previsiones (+1,4% frente +1,5% esperado). No tuvo impacto en los mercados. Y la tasa de desempleo de la eurozona en febrero del 7,8% frente 7,8% esperado.
A media jornada el Eurostoxx 50 subía un 0,58%, mientras que el Ibex 35 subía un 0,47%. Pero no todo era optimismo.
"El inicio de un nuevo trimestre, el optimismo comercial, y un rebote en los datos del PMI chino han conspirado para desencadenar un brote de sentimiento de riesgo de Día de los Inocentes", afirma Kit Juckes de SG. "Soy muy escéptico de esta visión del mundo con tintes rosados, pero todavía es demasiado pronto para posicionarme para una recesión en Estados Unidos", añade. En EE.UU. Tambié fue una sesión plena de referencias macro. Veamos:
  • Ventas minoristas EE.UU. Febrero –0,2% mensual frente +0,3% esperado. Segunda caída en tres meses, en lo que es un signo de ralentización económica evidente.
  • PMI manufacturero marzo 52,4 frente 52,5 esperado y anterior.
  • Inventarios mayoristas enero +0,8% frente +0,5% esperado y +0,6% anterior.
  • Gastos de construcción +1,0% frente –0,2% esperado y +2,5% anterior.
Como vemos datos mixtos, lo que por otra parte es habitual. Malas las ventas minoristas, buenos los gastos de construcción. El resto neutral. El cómputo general es positivo para acciones y el dólar.

De ahí al final de la jornada la presión compradora se incrementaba, con el sector bancario, como decíamos al principio, liderando los ascensos con claridad. ¿Y a partir ahora qué? Esta afirmación lo resume bien:
"Espero que los retornos probablemente se moderen, no podemos continuar a este ritmo", dijo Michael Arone, estratega jefe de inversiones de State Street Global Advisors, en una entrevista telefónica. "Si continuáramos a este ritmo, el S&P estaría por encima de los 5,000 puntos para fin de año y eso no es probable, especialmente teniendo en cuenta los riesgos en el horizonte".


capitalbolsa