https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

También quieren resguardar a los poseedores de planes de autoahorro

La senadora nacional por San Luis María Eugenia Catalfamo presentó un proyecto de ley declarando la emergencia económica en los contratos de planes de ahorro para la compra de automotores en todo el territorio nacional por el término de 180 días.

El proyecto plantea la suspensión de la iniciación de los juicios de ejecución y medidas preventivas, y la aplicación de intereses resarcitorios y punitorios, para el cobro de las cuotas comprendidas en los contratos de los Planes de Ahorro, quedando incluidas aquellas obligaciones que se encuentren en curso de discusión administrativa o sean objeto de un procedimiento administrativo o judicial. A su vez, establece la suspensión de los aumentos del valor de las cuotas de los planes de ahorro.

“La iniciativa intenta contribuir a paliar la crítica y grave situación que atraviesa un gran sector de la población de nuestro país que oportunamente suscribió un plan de ahorro como único medio posible para acceder a un vehículo 0km”, explicó la legisladora.

“El desmanejo que ha tenido el Gobierno nacional sobre las variables macroeconómicas, y su impacto directo sobre el valor de las cuotas, tiene su correlato directo no solo en la economía personal del suscriptor, sino también en toda la vida familiar, debido a que la desesperación y la angustia que produce no poder pagar las cuotas de los planes termina afectando las condiciones de vida del hogar afectado. El plan comenzó comprometiendo una proporción del 30% aproximado de los ingresos personales de los suscriptores, llegando hasta el 70% o más”, agregó.

En los últimos dos años se entregaron un millón trescientos mil autos con el sistema de “Autoahorro”. En la actualidad, los suscriptores se ven afectados por dos grandes problemáticas: el aumento excesivo de las cuotas que en algunos casos alcanza el 70% de los ingresos del titular del plan de ahorro y 300% del valor del vehículo al momento de la suscripción comparado con el valor actual de dicha unidad; y las modificaciones en las condiciones del contrato cuando, ante la falta de continuidad de fabricación de algunos modelos que tienen prestaciones básicas se toma como valor de referencia para fijar la cuota otro vehículo de mayores prestaciones al contratado.






parlamentario