https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Controles de la industria del alimento balanceado en Salta y Córdoba

Se inspeccionaron molinos de harina de maíz, fraccionadores de granos, maniceras, aceiteras e importantes plantas de alimentos balanceados. Hubo inhabilitaciones y se retuvieron más de 1.800 toneladas de granos.

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, inspeccionó uno de los establecimientos dedicados a la producción de alimentos balanceados más importantes del país, en la localidad salteña de Cerrillos.

La firma que operaba sin la matrícula del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) habilitante compartía el diagrama productivo con otra empresa perteneciente al mismo grupo económico. Fue intimada a regularizar la situación de matrículas en un plazo de 10 días hábiles y sino cumple será sancionada por las infracciones constatadas.

En Salta se inspeccionaron dos molinos de maíz que a la vez producían aceite de soja y fraccionaban granos y legumbres. Ambos presentaban severas inconsistencias entre el stock físico de planta y los libros oficiales, adeudaban Declaraciones Juradas (DDJJ) de movimientos de granos y fueron intimados a regularizar la situación bajo apercibimiento de suspensión de las matrículas.

En tanto que en la localidad cordobesa de General Roca se clausuró una planta de alimentos balanceados, que operaba sin matrícula de RUCA y se le retuvieron más de 1.600 toneladas de maíz. Mientras que en Villa Ascasubi, en la misma provincia, se inhabilitó a una manicera por la misma infracción, detectándose que operaba como usuario de industria en la planta de un tercero, sin la matrícula que lo habilite a tal fin. Se puso bajo interdicción más de 200 toneladas de soja y maíz.