https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dólar se despertó de la siesta y cerró al mayor valor de todo el 2019

El veranito cambiario que viene disfrutando el Banco Central de la mano de un marcado viento de cola en el plano internacional, marcó una señal de alarma este jueves.
A partir de la depreciación de las principales monedas de los países emergentes, el dólar en Argentina se despertó de la siesta que venía transitando y saltó 51 centavos para cerrar a $38,91 en el promedio minorista.
Por su parte, en el segmento mayorista terminó cotizando a $37,82, con picos que rozaron el piso de la banda cambiaria, el cual todavía se encuentra 23 centavos por encima del tipo de cambio actual.
"La paciencia de la Fed a la hora de reiniciar el ciclo de suba de tasas y la flexibilidad que tendrá en el proceso de normalización de su hoja de balance (vía una menor reinversión de los bonos del Tesoro y los títulos hipotecarios que van venciendo) en un contexto de fuerte caída en las expectativas de inflación de mediano plazo (1,72% a cinco años) tras la baja del precio del petróleo, configuran el principal estabilizador para los mercados emergentes", explicaron desde la consultora Eco Go.

No obstante, como quedó en evidencia en esta jornada, el límite es muy fino y ante cualquier cambio de tendencia global, la moneda local se encuentra muy expuesta a recibir nuevos coletazos.
Frente a este panorama, el mercado especulaba con que la máxima autoridad monetaria iba a tener que suspender el ritmo de descenso de tasas de las últimas semanas si quería renovar la totalidad de vencimientos en Leliq.
Sin embargo, Sandleris anotó un nuevo recorte de 127 puntos básicos en la tasa de interés de referencia, que tuvo un promedio de corte de 47,55%. Aun así, logró adjudicar todos los pesos que se propuso ($180.000 millones), generando contracción monetaria de $33.400 millones que lo acercan poco a poco al cumplimiento de la meta de febrero.
"Hacia adelante, el piso a la baja de tasas lo configurará la demanda de dinero, tanto desde el lado del crédito (a medida que la restricción monetaria, que incentivaba la venta de dólares de las empresas y las familias para financiar capital de trabajo) como del ahorro (equilibrio dólar-tasa desde el punto de vista de los depósitos a plazo)", agregaron desde Eco Go.