https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Oro sube por expectativas de pausa de la Fed

El oro al contado subió 0.3%, a 1,292.51 dólares por onza. Los futuros de oro en Estados Unidos ganaron 0.4%, a 1,293.80 dólares por onza.

El metal dorado subió el miércoles por expectativas de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos haga una pausa en su ciclo de alzas de tasas de interés, mientras que el paladio avanzó a un récord, debido a la creciente demanda y la menor oferta del metal que se usa en los catalizadores de automóviles.

El oro al contado subió 0.3%, a 1,292.51 dólares por onza. Los futuros de oro en Estados Unidos ganaron 0.4%, a 1,293.80 dólares por onza.

“El entorno macro aún se ve muy positivo para el oro, dado que esperamos que el dólar se debilite y que la Fed no empiece a subir las tasas hasta la segunda mitad del año”, dijo Suki Cooper, analista de Metales Preciosos en el Standard Chartered Bank.

El paladio subió a un máximo histórico de 1,358.50 dólares por onza y cotizó con un alza de 3% a 1,358 dólares.

George Gero, director gerente de RBC Wealth Management, señaló que la alta demanda de “la industria del automóvil que usa más y más paladio” y la menor oferta impulsaban los precios.

El precio del paladio, que se usa principalmente en catalizadores para reducir emisiones, ha aumentado más de 60% desde mediados de agosto del año pasado, y superó al oro por primera vez en 16 años a principios de diciembre.

Niquel en máximos
El níquel tocó el miércoles un máximo de 10 semanas por una caída en los inventarios y señales de desabastecimiento del mercado, aunque terminó la jornada a la baja, mientras que el cobre cerró con subidas en el mercado de Londres.

El níquel referencial en la Bolsa de Metales de Londres perdió 0.4%, a 11,630 dólares por tonelada, luego de alcanzar los 11,770 dólares, su precio más elevado desde el 8 de noviembre.

En tanto, el cobre avanzó 0.8%, a 5,970 dólares por tonelada.

El níquel ha subido casi 10% desde un mínimo de 15 meses, que alcanzó el 2 de enero, ante una baja general de los metales industriales por el temor a una desaceleración de la economía china.

Las existencias en las bodegas están en mínimos de varios años y el precio al contado del metal que se usa en aleaciones de acero ha subido en comparación con los contratos de entrega a futuro, lo que apunta a una escasez de suministro en el corto plazo.


eleconomista