https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los aranceles de Trump golpean duro a China y podrían afectar a las compras de soja

La guerra comercial está golpeando de lleno a la economía china, que en diciembre tuvo la mayor caída de su comercio exterior en 29 meses y amenaza con afectar fuertemente a las compras de soja argentina.

Mientras que el mercado estimaba solamente una desaceleración que arrojara un alza del 3% en las exportaciones y del 5% en las importaciones -que ya consideraban preocupante en relación a los números que acostumbra Beijing-, los indicadores finales reflejaron una pérdida del 4,4% en sus ventas externas totales y del 7,6% de sus compras.

Según los especialistas, semejante impacto se produjo por un adelantamiento en las operaciones externas en los meses previos, que buscaron evitar el pago de los altos aranceles impuestos por Donald Trump, a raíz del diferendo que viene intensificándose desde hace un año.

"Esto puede traer un serio problema porque el comercio con China es importante para todo el mundo y si desacelera su economía, lógicamente van a demandar menos productos. El riesgo más grande es que nos compren menos commodities y que al mismo tiempo caiga su precio. Esto a su vez, nos golpea indirectamente por Brasil, que tiene a China como su principal socio comercial", aseguró el analista de mercados Francisco Uriburu.

En rigor, el efecto sobre las exportaciones argentinas ya se hizo notar a lo largo de todo el 2018, dado que Xi Jinping decidió consumir sus stocks de soja antes que aceptar el mayor precio del poroto sudamericano frente a la caída de los valores en Chicago.
"En general los chinos nos venían comprando unos 7 millones de toneladas al año y hasta noviembre nos compraron solamente 2 millones porque no están dispuestos a pagar los 60 dólares que nos separan con la soja de Chicago. En consecuencia, se disparó nuestro déficit comercial bilateral", explicó a LPO el economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Ezequiel De Freijo.
A su vez, los datos de la balanza comercial de la segunda economía del mundo tuvieron una consecuencia inmediata en los mercados de commodities, donde la soja cae un 0,77%, mientras que el trigo lo hace en un 0,96%.
Sin embargo, los analistas aseguran que esta situación podría modificarse totalmente frente a un acuerdo comercial con los Estados Unidos, que toma todavía más fuerza por la desesperación asiática.
"Este dato suma un incentivo para que acuerden y negocien. China está mucho más vulnerable por su dependencia comercial con Estados Unidos y parecen resignados a lo que Trump disponga, que claramente es quien conduce las negociaciones", manifestó el especialista en comercio internacional y director de la consultora DNI, Marcelo Elizondo.
Como anticipó LPO, las negociaciones vienen avanzando positivamente entre ambas delegaciones y el mercado aspira a que lleguen a un principio de acuerdo en el Foro Económico Mundial de Davos, que se realizará entre el 22 y el 25 de enero.
De concretarse, mejoraría radicalmente las perspectivas exportadoras locales, aunque los últimos fenómenos meteorológicos encendieron ciertas alarmas. "Si se resuelve la guerra comercial como aparentemente pasaría, pienso que China no sólo nos volverá a comprar las 7 millones de toneladas que acostumbraba, sino que también debería recomponer los stocks liquidados por otros 3 o 4 millones. No obstante, hay que ver qué pasará con las últimas inundaciones que fueron bastante graves e impidieron la siembra en muchas zonas", advirtió De Freijo.