https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los gurús hablan: "3 Desenlaces constructivos nos llevan hacia un rebote de bolsas" | | CapitalBolsa

Los analistas de Bankinter señalan en una nota a clientes: "Esta semana podemos ir directamente a lo importante: tenemos 3 desenlaces recientes constructivos (Italia, Powell/Fed e inflación europea), 3 variables que continúan dirigiendo el mercado (proteccionismo, emergentes y política europea) y 3 referencias macro americanas (ISM Manufacturero hoy, comparecencia de Powell en el Senado el miércoles y salarios el viernes)."
"Los recientes 3 desenlaces constructivos.- (i) Italia dispuesta a ceder y así lo expresa la prensa italiana de las últimas horas. Las negociaciones con la CE están en marcha. (ii) Powell (Fed) menos “hawkish” o agresivo, admitiendo que los tipos podrían estar ya sólo ligeramente por debajo de su nivel neutral. (iii) La inflación de la UEM desacelera hasta +2,0% desde +2,2%, síntoma de que el abaratamiento del petróleo empieza a aliviar la presión sobre los precios. Eso permite pensar que el BCE subirá tipos - cuando los suba, porque podría retrasarlo más allá de finales de 2019 - sólo testimonialmente y eso reduce los riesgos de equivocación.

Las 3 variables que dirigen el mercado.- (i) El proteccionismo, que en realidad se reduce a las relaciones comerciales EE.UU./China en lo que al conjunto del mercado se refiere. El riesgo disminuye después de que en el G-20 de este fin de semana ambas partes hayan acordado una tregua de 90 días. El ganador es EE.UU. – como hemos venido defendiendo que sucedería - porque sólo renuncia a subir aranceles a 200.000M$ de exportaciones desde 10% hasta 25% y a posponer la decisión sobre su aplicación a otros 267.000M$, mientras que China se compromete a comprar más productos agrícolas y ganaderos americanos (convirtiendo así el acuerdo en una victoria para Trump en su feudo del Medio Oeste). (ii) Emergentes en estabilización (Argentina y Turquía) o recuperación (India y Brasil) después de una fase preocupante que amenazaba en convertirse en derivar en una involución. (iii) Política europea, pero principalmente Italia. Todo apunta a que el actual gobierno está próximo a ceder. También alivia la presión la reciente firma de un acuerdo para el Brexit que en realidad implica que nada cambia en el frente comercial (mercancías) hasta 2020, extensible hasta 2022. El mercado aparca esta preocupación y es un obstáculo menos.
La macro americana de esta semana debería dar soporte a las bolsas.
La macro americana de esta semana debería dar soporte a las bolsas.- La semana pasada el S&P500 rebotó aprox. +4% y debería llevar a una toma de beneficios, pero los acontecimientos positivos de las últimas horas cotrarrestan esto. El ISM Manufacturero de hoy podría casi repetir (57,5 desde 57,7), que en todo caso sería un nivel francamente cómodo. Powell (Fed) comparece el miércoles en el Senado y debería reafirmar ese reciente reenfoque suyo más “dovish” o suave que tanto ha ayudado a las bolsas. Y el viernes se publican la Tasa de Paro (se espera que repita en 3,7%), la Creación de Empleo No Agrícola (+205k esperados) y, sobre todo, las Ganancias Medias/Hora, que son un referente fiable para los salarios y que se espera repunten un poco más (+3,2% desde +3,1%), siendo este el único dato macro relevante de esta semana que podría ir en contra de las bolsas. El resto presenta buen aspecto.
Si las cosas salen como parecen las bolsas deberían seguir recuperando confianza y rebotando hoy incluso después de una semana pasada francamente buena. La tregua comercial chino/americana y la actitud más suave de la Fed lo permitirán. El escenario empieza a aclararse. Lo más importante es que continúe mejorando el fondo del mercado a medida que los obstáculos se despejan. Seguimos pensando que no tiene sentido que las bolsas cierren 2018 con pérdidas cuando los resultados empresariales se expanden a doble dígito y la economía global desacelera pero no se dirige hacia ninguna recesión. Por eso tendría sentido que diciembre fuera un mes de recuperación para las bolsas, independientemente de que lo que suceda pueda denominarse o no “rally de fin de año”.