https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

E&R: "El 1er. trimestre 2019 será complicado" pero lo que sigue "puede ser peor"

La consultora Economía & Regiones realizó un alarmante pronóstico respecto a la economía argentina, al advertir que la actividad caerá "hasta principios de 2019, pero puede ser peor". "Si en la segunda mitad del verano tuviera lugar un nuevo round cambiario y el dólar, la inflación, las expectativas de inflación y la tasa de interés volvieran a subir, el nivel de actividad podría seguir cayendo aún más entrado 2019. De hecho, un ciclo electoral enrarecido también impactaría negativamente en este sentido. En este escenario, el nivel de actividad podría tener números peores a nuestro escenario base de -1,5% para 2019", asegura el informe.

El Semanario Económico N°349 de Economía & Regiones advierte que la actividad económica argentina caerá "hasta principios de 2019, pero puede ser peor".

"El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) ya muestra seis caídas interanuales consecutivas. Y todavía faltan más meses de enfriamiento. El primer trimestre 2019 seguirá por el mismo camino, y también será complicado. El nivel de actividad seguirá resintiéndose. Luego (en el mejor de los escenarios), lo mejor que se puede esperar es que la economía deje de caer y aparezcan números positivos (tibios) a partir del segundo trimestre del 2019. Sin embargo, sería una mejora más estadística que tangible para las empresas. Es decir, las empresas (particularmente las Pymes) no experimentarán una mejora sostenible de su sensación térmica", es el duro pronóstico de la consultora.

Y continúa: "existe la posibilidad que el anterior escenario no se materialice y, finalmente, la economía se comporte peor. ¿Qué se tendría que dar para que tuviera lugar un peor escenario? Si en la segunda mitad del verano tuviera lugar un nuevo round cambiario y el dólar, la inflación, las expectativas de inflación y la tasa de interés volvieran a subir, el nivel de actividad podría seguir cayendo aún más entrado 2019. De hecho, un ciclo electoral enrarecido también impactaría negativamente en este sentido. En este escenario, el nivel de actividad podría tener números peores a nuestro escenario base de -1,5% para 2019".

Recordemos que en septiembre 2018 el EMAE mostró una contracción del -5,8% en la comparación contra igual mes de 2017, lo que trae como resultado una caída del -1,5% en el acumulado de los primeros nueve meses. Por otra parte, el indicador desestacionalizado muestra un nivel de actividad en septiembre -1,9% menor que el mes anterior. Como contrapartida, se observa que el nivel de actividad en el noveno mes de 2018 se ubica -2,5% por debajo de noviembre de 2015.

"En E&R no esperamos que la actividad mejore en lo que queda del año, sino todo lo contrario. Los primeros datos de octubre son contundentes al respecto y evidencian bajas en el consumo, la construcción, la industria y dentro de la misma la producción automotriz", advierte.

Según el informe, "la recesión está afectando a toda la economía, a lo largo y ancho. Los pocos sectores que no caen tienen menor peso relativo. A nivel sectorial, en septiembre la mayor baja interanual se presentó en comercio y reparaciones (-12,8%). Las ventas relevadas por CAME se contrajeron un -9,1%, supermercados bajaron -7,9%, shoppings -15,1%, patentamientos de automóviles -34,3% y transferencias -12%".
La consultora hace un repaso por los últimos datos de la economía. En este sentido, con respecto a las ventas minoristas de CAME, en septiembre se presenta una caída en todos los rubros, donde joyerías y relojerías muestra la mayor baja (-14%), mientras que alimentos y bebidas (-4,4%) la menor. Para octubre, los números no muestran mejoras. Las ventas se reducen un -9,4% y la confianza del consumidor (UTDT) cae -3,1% por debajo del mes anterior.

La industria manufacturera presentó la segunda caída más pronunciada (-10,8%) con bajas en once de los doce sectores relevados. La industria textil cayó -24,6% afectada por el segmento productos de tejidos e hilados de algodón, lo cual se explica por la caída de la demanda interna.

La edición e impresión mostró una baja del -21,6% también relacionado con la menor demanda interna. La metalmecánica excluida automotriz presentó una baja del -20,5% por una menor demanda de las actividades agrícolas, sectores de consumo durable (especialmente línea blanca) y construcción. Caucho y plástico disminuyó -20,4% afectado por menor demanda de neumáticos para automóviles y cubiertas grandes para maquinaria agrícola y camiones. También menos cantidades exportadas. Paralelamente, las manufacturas de plástico se contraen asociadas a bajas en las demandas de los segmentos de construcción, agro, calzado, línea blanca, colchones, bazar y menaje.

Por su parte, la industria del tabaco se contrajo un -15,8% relacionado con las menores ventas de paquetes de cigarrillos. La industria automotriz cayó -15,7% y cabe señalar que la producción de automóviles clase A cae -20,6% por debajo de igual mes de 2017.

Refinación del petróleo disminuyó -11% donde se produjeron paradas de planta durante septiembre. Los requerimientos de asfaltos se ven reducidos por menor nivel de actividad de la construcción.

Papel y cartón baja -8% por el desempeño de papeles para envases y embalajes relacionada a la menor demanda por parte de actividades vinculadas con industrias de alimentos y bebidas, construcción, productos de artículos de limpieza e higiene, entre otras.

Las sustancias y productos químicos se retrajeron -4,7% con bajas en detergentes, jabones y productos personales, productos químicos básicos y materias primas plásticas y caucho sintético.

Alimentos y bebidas tuvo un desempeño -3,2% menor a septiembre de 2017 con bajas en molienda de cereales y oleaginosas (por menor elaboración de aceite y subproductos de soja), producción de bebidas (con caída en la producción de gaseosas y aguas).

Finalmente, también disminuyó el bloque de productos minerales no metálicos (-3%) por bajas en la industria de vidrio (relacionado a los envases), cemento y otros materiales de construcción.

El único sector industrial con crecimiento interanual en septiembre es el de industrias metálicas básicas (+2,7%) gracias a un incremento en la producción de acero crudo, relacionado a los buenos niveles de pedidos de productos siderúrgicos aplicables al sector de gas y petróleo, y la elaboración de aluminio primario por la mayor colocación en mercados externos.

En septiembre el sector de transporte y comunicacionesse contrajo -4,6% y otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales un -4,3%. Hoteles y restaurantes mostró una caída del -4,2%.

El sector de la construcción presentó una baja del -2,9% donde el índice construya se contrajo -14,4% en septiembre y el ISAC un -4,1% por caídas en cales, cemento, ladrillos huecos, pinturas, pisos y revestimientos, hormigón elaborado, mosaicos graníticos y calcáreos, artículos sanitarios de cerámica, asfalto, placas de yeso y hierro redondo y aceros para la construcción. El consumo de cemento mostró contracciones tanto en su consumo en bolsa (-13,3%) como a granel (-6,3%).

También disminuyeron los sectores de electricidad, gas y agua (-0,7%), explotación de minas y canteras (-0,6%) y administración pública y defensa (-0,6%).

En sentido contrario, otros seis sectores mostraron subas interanuales en el mes. La pesca presentó el mayor crecimiento aumentando +2,8% debido a los mayores desembarques de capturas marítimas en Chubut (+3,5%), Santa Cruz (+2,9%) y Tierra del Fuego (+5739,2%). La intermediación financiera presentó el segundo mejor desempeño con una suba del 2,7% interanual donde puede destacarse que los préstamos al sector privado crecieron +24,5% real mientras que los depósitos se incrementaron en términos reales un +20,9%. Luego se ubicó el sector de agricultura, ganadería, caza y silvicultura con un incremento del +2,2%, seguido por enseñanza (+1,2%), servicios sociales y de salud (+0,6%) y actividades inmobiliarias, empresariales de alquiler (+0,4%).

# El acumulado presentó una baja de -1,5%

En el mes de septiembre (-5,8%) la caída fue más pronunciada que en julio (-2,7%) y agosto (-1,9%) dejando una baja en el tercer trimestre del -3,5%, menos pronunciada que la del segundo trimestre (-4,2%). En el acumulado, la contracción alcanza al -1,5% con disminuciones en seis de los quince sectores.

La mayor baja se produjo en la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-19,6%) afectada por condiciones climáticas, donde cayó la producción de soja (-31,3%), maíz (-12,3%), sorgo (-38,1%) y girasol (-0,3%). Relacionado con las menores cantidades de la producción agrícola el sector de transporte y comunicaciones se redujo un -2,2%.

También se contrajo la industria manufacturera (-1,8%) que viene mostrando bajas interanuales desde mayo, asociado a los menores niveles de actividad en la producción textil (-10,5%), refinación de petróleo (-8,2%), industria del tabaco (-7,7%), caucho y plástico (-7,1%), sustancias y productos químicos (-5,1%), metalmecánica excluida automotriz (-4,6%), edición e impresión (-3,1%) y alimentos y bebidas (-0,9%).

El sector de comercio y reparaciones presentó una contracción del -1,6%. En los primeros nueve meses las ventas reales de supermercados cayeron un -0,2%, las ventas minoristas de CAME -4,6%, los patentamientos -2,2% que no lograron ser compensadas por subas en transferencias (+2,4%) y ventas de shoppings (+3,1%).

Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales mostraron una caída del -1,1% mientras que la administración pública y defensa disminuyó -0,1%.

Nueve sectores, en cambio, presentan subas interanuales en el acumulado. "Sin embargo, tres de ellos vienen mostrando caídas hace al menos dos meses, por lo que podríamos esperar que esta situación cambie en el futuro", advierte E&R. Hoteles y restaurantes muestra una leve suba del +0,2% en los primeros nueve meses pero presenta cuatro bajas consecutivas desde junio, explotación de minas y canteras creció +1,8% hasta septiembre pero muestra caídas interanuales en los últimos dos meses y construcción se expande +5 pero muestra bajas en agosto y septiembre y los primeros datos de octubre también arrojan contracciones en el nivel de actividad.

La mayor variación en el acumulado de los primeros nueve meses se observa en la intermediación financiera (+6,6%) con subas reales en préstamos y depósitos. Las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler se incrementaron +3% asociado a la buena performance del mercado inmobiliario en los primeros cinco meses del año. También creció la pesca (+2,3%) con subas en los desembarques marítimos, los servicios sociales y de salud (+1,6%), enseñanza (+1,4%) y electricidad, gas y agua (+1,3%).


urgente24